Un equipo del Museo de Arqueología de Londres ha confirmado el hallazgo de uno de los sitios de enterramientos reales de la Inglaterra cristiana-anglosajona más antiguos (575-605 d.C.), en la ciudad costera de Southend (Essex), en el este del Reino Unido.

Noticias relacionadas

Curiosamente, el lugar de sepelio se encontró por primera vez en el año 2003 entre un pub y un supermercado Aldi, durante las obras de ampliación de una carretera del distrito de Prittlewell (Southend, Essex).

Ahora, tras más de quince años de investigación, los arqueólogos han concluido que el ocupante de la tumba real podría ser Seaxa, un hermano del rey anglosajón del siglo VI, Saebert, en lugar del mismo rey Saebert, el príncipe de Prittlewell o el rey de Bling como creyeron después de las excavaciones. 

Las suposiciones de los expertos radicaban entonces en las riquezas y objetos de otros reinos que se descubrieron enterrados junto al cadáver. Sin embargo, la datación de carbono en fragmentos de esmalte dental han corroborado que el sepulcro se construyó entre el año 575 y el 605 después de Cristo, once años antes de lo que pensaron en un principio.

Al respecto, la directora de investigación y participación del Museo de Arqueología de Londres, Sophie Jackson, ha expresado que nadie esperaba que "el sitio de aspecto poco prometedor" encontrado en 2003 se consolidara hoy como su "equivalente a la tumba del faraón egipcio Tutankamón".

Del mismo modo, Jackson ha destacado que el hallazgo proporciona una instantánea de "un momento realmente interesante" de la historia, en el que el cristianismo estaba "acechando" a las Islas Británicas. Entre los restos de una estructura de madera, que medía aproximadamente 4 metros y tenía 1,5 metros de profundidad, se han encontrado alrededor de cuarenta objetos.

La cámara funeraria albergaba algunos instrumentos como una lira, un arpa antigua o una caja de 1.400 años de antigüedad, que se cree que es el único ejemplo que queda de la carpintería anglosajona pintada en Gran Bretaña. Además, también se hallaron monedas de oro, el cuello plateado de un vaso de madera, vasos de vidrio decorativos y una garrafa que se conjetura que provenía de Siria.

Muchos de los artículos mencionados se exhibirán a partir del próximo sábado en el Museo Central de Southend, el cual ya ha lanzado una página web con toda la información sobre la investigación, así como una infografía interactiva de la tumba real.