"Buenas noches, Madrid, gracias por venir y por este honor que me habéis concedido, feroces amigos. Yo, como no está el patio pa' ruidos, he decidido hacerme una chuleta porque son muchas las personas a las que tengo que agradecer. Para empezar, gracias Carrón por este salvavidas de honor que me lanzaste en navidades, y me llegó justo cuando estaba más sola y necesitada de afecto familiar y amistoso en París, ciudad a la que fui a vivir hace casi cuarenta años por amor, y amor y respeto, por mis hijos, me quedé; y en la que hemos infravivido en este último año tan duro para todos y tan cruel para algunos".

Noticias relacionadas

Así ha arrancado Victoria Abril su discurso en la gala de los Feroz, donde recogía el premio de Honor después de sus polémicas declaraciones negacionistas sobre la Covid-19, en las que insinuaba que estábamos viviendo una suerte de conspiración y deslizaba la peligrosa idea de la "pérdida de libertades", a la vez que invitaba a cuestionar las vacunas: "Son experimentos sin probar que nos meten", lanzó. 

"El miedo te impide vivir, peor que perder vida es perder la razón de vivir, basta ya", expresó la actriz, reivindicativa y con una larga melena que, según aseguró, no piensa cortarse hasta que recupere las libertades. Abril se ha mostró muy crítica con la gestión de la pandemia y contraria a las vacunas: "Somos cobayas, desde que nos vacunan hay más casos positivos", dijo. "Y si tengo que pasar por negacionista, paso (...) La solución es volver a la inmunidad colectiva, como ha hecho Suecia". 

Ahora ha salido al paso con estas palabras: "Siento mucho y pido disculpas si en la rueda de prensa hablando sin filtros de los vivos he ofendido a los que han perdido a sus seres queridos. Os juro que no ha sido mi intención. Para mí todas las vidas cuentan, creedme, por favor", ha asegurado. Y, rápidamente, ha continuado: "Y volviendo a la gala: muchas gracias, amigos de los premios Feroz, porque sé que aunque no pensamos lo mismo de algunos temas hemos sido capaces de discrepar sin violencia. Es el amor por el cine lo que nos une, el arte de amar y filmar las historias".

Muchos en las redes han tachado esta intervención de "actuación" y han hablado de "incomodidad en el ambiente". Otros han señalado que mientras Abril hablaba, las cámaras señalaban a Loles León, que también la ha criticado duramente estos días. "Ni el paso de los años le quita la tontería", bufó.