En el mar de las plataformas, a veces es difícil pescar los buenos peces. Porque no siempre los mejores son los más grandes, los que se ven mejor, sino que en ocasiones los pequeños que nadie encuentra son los que producen más satisfacciones. Esta metáfora facilona sirve para explicar que no todo lo que se promociona con grandes carteles de neón es lo mejor. Las plataformas promueven las que ellos consideran que son sus apuestas más importantes, pero detrás de ellas hay muchas que merecen ser rescatadas.

Noticias relacionadas

En Amazon todas las apuestas se han colocado en el estreno de Borat el mes pasado y en El Cid, que se estrenará en un par de semanas. Pero también han llegado otras muchas ofertas que han pasado desapercibidas. Una de ellas es la película Sound of Metal, que ha llegado directamente a la plataforma sin pasar por las salas y todos deberían darle una oportunidad, ya que es una de esas películas que darán que hablar y que incluso puede tener un hueco en la temporada de premios que comienza ahora, especialmente para su actor protagonista, Riz Ahmed.

Al actor le hemos visto en la excelente miniserie The night of, pero aquí construye un personaje complejo, y lo hace sin grandes gesticulaciones aunque podría haber caído en el dramatismo de forma fácil. Da vida a Ruben, un batería de una banda de ‘metal’ que vive en una caravana con su pareja. Los dos son ex drogadictos, y han encontrado en la música y en su forma de vivir un equilibrio extraño en los tiempos actuales. Todo se tambalea cuando un día, tras un concierto, pierde el oído.

Sound of Metal.

La película sigue el drama de Ruben en su aceptación de la sordera, pero también lo muestra desde otros puntos de vista interesantes, como por ejemplo la dificultad de operarse o conseguir una buena atención médica en unos EEUU donde la medicina es un privilegio de unos pocos. Su toma de conciencia la realiza junto a un grupo que vive recluido en una especie de colonia. Son todos sordos que han decidido no operarse, o por falta de medios o por decisión propia, ya que consideran que no escuchar no debería ser una discapacidad, y prefieren vivir con ello.

El dilema entre seguir con su vida o aprender una nueva. Entre perder a su pareja por su sordera y también la música centran esta historia que, sobre todo descansa en los hombros de Riz Ahmed, que debería optar al Oscar al Mejor actor protagonista este año. Tampoco sería raro ver a Paul Raci como Mejor actor secundario. A su lado una Olivia Cooke que se reivindica como una de esas actrices jóvenes capaces de elegir proyectos arriesgados y que no parece obsesionada con convertirse en una estrella de mega producciones. Todo envuelto en un diseño de sonido sorprendente y espectacular que hace que el espectador se meta en la cabeza del protagonista y escuche lo que él.

Sound of Metal merece rebuscar en el buscador de Amazon y darle una oportunidad, y también servirá para descubrir a su director, Darius Marder, que debuta en la ficción -antes había hecho un documental- con una de esas películas que le colocan en el foco de la industria. Tampoco era un completo desconocido, ya que él ha sido guionista de Derek Cianfrance en Cruce de caminos y prepara también el libreto de su nueva película. De hecho, Cianfrance -director de Blue Valentine-, es el autor de la historia en la que se basa Sound of Metal. Un filme que no tendrá tanta inversión en publicidad, pero que merece más visibilidad que muchos de los productos que se acumulan en el cajón desastre que muchas veces son los catálogos de las plataformas.