Itziar Castro en los Goya.

Itziar Castro en los Goya. EFE

Cine Entrevista

Itziar Castro: “Soy gorda igual que soy pelirroja, y me encanta”

  • La actriz, nominada al Goya por 'Pieles', estrena este viernes la comedia negra 'Matar a Dios'.
  • También sustituye a Los Javis como profesora de interpretación en 'Operación Triunfo'.

Itziar Castro ha entrado en el cine español como un terremoto. Es verdad que nunca había parado desde que debutara hace 20 años, pero 2018 ha sido el de su explosión. Eduardo Casanova le regaló un papel inolvidable en Pieles. El espectador descubría a una actriz con un físico que nuestro cine no solía mostrar. De un plumazo borró a los cuerpos canónicos y demostró que las historias no dependen de ‘estar bueno’, sino de lo que hay dentro.

Con su nominación al Goya, Itziar se descubrió además como una mujer directa, con una personalidad arrolladora capaz de decir las cosas claras. Es lo que ocurrió cuando una publicación desnudó a los actores nominados mientras que a ella ni la llamaron para posar. Su rapapolvo le valió una portada mostrando su cuerpo desnudo. Un cuerpo que ella define como gordo. Lo dice sin tapujos y con orgullo.

Castro se ha convertido en una intérprete necesaria, y ha encadenado papeles en Vis a Vis, su fichaje como nueva profesora de Operación Triunfo, y el estreno de la comedia negra con toques fantásticos Matar a Dios, dirigida por Caye Casas y Albert Pintó y por la que ha hablado con EL ESPAÑOL dos días antes de entrar por primera vez en la Academia de Canto.

Itziar Castro en Matar a Dios.

Itziar Castro en Matar a Dios.

¿Qué es lo que viste en Matar a Dios?

Lo que más me sorprendió es que por primera vez en 20 años de carrera me ofrecen un personaje que no tiene la palabra gorda en ningún lado. Porque, a priori, el personaje daba igual como fuera, igual que Dios (interpretado por Emilio Gavira) podía ser enano o gigante. Ellos han apostado por eso y es un regalazo. Además es que es un viaje espectacular, porque ella empieza de una forma y acaba de otra completamente diferente, incluso en una misma secuencia ríe, llora, se enfada… pasa por todos los estadios y eso no es habitual.

Eso fue una de las cosas que me llamó la atención del filme, que nunca su personaje está definido por su físico, podría haberlo hecho Maribel Verdú o quien fuera.

Eso es, podría haber sido Candela Peña o Macarena Gómez, mis compañeras en Pieles, pero me lo dieron a mí y siempre pensaron en mí, y eso me parece un honor. Y luego que el productor te deje, porque es interesante que en esta película los eternos secundarios frikis del cine español vamos más allá y somos los normales.

'Matar a Dios' es la primera vez en 20 años de carrera me ofrecen un personaje que no tiene la palabra gorda en ningún lado

¿Es un punto de inflexión que el guion no pusiera la palabra 'gorda' y le dieran a usted el papel?

Totalmente. El audiovisual español se está abriendo cada vez más, y cada vez más habla de la diferencia y ahora el handicap es la situación, no la persona.

Tú eres la punta de lanza de esos cuerpos diferentes, ¿tiene una responsabilidad o una presión por serlo?

Es que me han puesto en ese punto, pero no lo he buscado yo. Yo soy yo misma, y me quiero como soy. Soy gorda igual que tengo 41 años, soy pelirroja y tengo ojos verdes. Soy como soy. Me quiero como soy. Llevo esta situación y la acepto, pero nunca he querido ser estandarte de nada, pero si con esto, como me dicen, estoy ayudando a que haya gente que me diga que se quiere más a sí misma, o que antes no salía y que por verme tan guapa en un estreno le da ánimos y ganas de salir, pues bienvenido sea.

Ha usado ya la palabra gorda muchas veces, y a mí me cuesta usarla, no sé si por pudor. ¿Es el lenguaje una barrera, un tabú?

Totalmente. Tenemos que desestigmatizar la palabra gorda, y por eso la uso tanto. Hay que darle una vuelta, es importante. Y usar más el humor, nos tiene que ayudar, hay que tomarse todo mejor. Evidentemente hay gente que te insulta y que van a malas, pero tenemos que intentar que no sea todo tan políticamente correcto.

Tenemos que desestigmatizar la palabra gorda, y por eso la uso tanto. Hay que darle una vuelta, es importante. Y usar más el humor, nos tiene que ayudar

Precisamente 'Matar a Dios' tiene mucho de eso, lo políticamente incorrecto es una de sus claves.

Para mí una de sus claves es que te hace reflexionar con humor, riéndote, y entre risa y risa te pega un zasca. Es una comedia, te ríes, pero te haces preguntas. Y creo que el humor debe servir para hacer pensar.

¿Vivimos en una dictadura de lo políticamente correcto? Ahora mismo ya sólo el título puede ser polémico.

Sí. Es que creo que hay películas que se hacen, como Pieles o esta, que se han estrenado de milagro. Antes hacíamos películas más arriesgadas. Las primeras de Almodóvar no se podrían hacer. Entre tinieblas no tengo claro que se pueda hacer hoy en día, acabaríamos todos en la cárcel.

El otro día puso un tuit de apoyo a Willy Toledo.

Sí, y le hemos invitado a la premiere. Si él quiere es bienvenido, porque lo que le han hecho es una aberración. Hay que tener más sentido del humor. Yo hay cosas en las que no creo, y no me meto con los que creen, y al revés debería ser igual, hay que ser flexible.

Antes hacíamos películas más arriesgadas. Las primeras de Almodóvar no se podrían hacer. 'Entre tinieblas' no tengo claro que se pueda hacer hoy en día, acabaríamos todos en la cárcel

En redes sociales pone mensajes políticos, sociales. ¿Cree en el compromiso del artista, en usar su altavoz para hablar de cosas importantes?

Esto es muy personal, hay gente que prefiere no meterse en nada, y que solo lo usa como una forma de trabajo y otros que todo lo contrario, que creemos que tenemos ese altavoz. Yo las uso como hablo con mis amigos, y comparto lo que necesito compartir porque me sale de dentro. Pero sí creo que tenemos una suerte de que, si llegamos a ser conocidos, tenemos un altavoz para revindicar o ayudar.

¿Le han dejado de llegar guiones con la palabra gorda?

Ahora me llegan de las dos cosas, y me parece bien, porque puedo escoger. Es interesante que haya las dos posibilidades, porque también es cierto que un personaje puede ser gordo y que tenga una problemática, de salud, de relaciones humanas y eso tiene que explicarse y llevarse a la pantalla o al teatro.

Itziar Castro estrena Matar a Dios.

Itziar Castro estrena Matar a Dios. EFE

Criticó que una publicación llamara a los actores nominados al Goya para desnudarse y a usted no. ¿Cuesta todavía ver esos otros cuerpos desnudos?

Yo en este proyecto es en el único en el que no enseño nada. Todos los directores y directoras me desnudan.

¿Es algo inusual?

No, a mí siempre me han querido desnuda. Una de las cosas más bonitas que me han dicho fue Najwa Nimri en la cuarta temporada de Vis a Vis en una escena en la que estaba desnuda en la ducha, y me dijo que estaba guapa, que parecía que estaba vestido con la carne. Yo es que ligo muchísimo y gusto muchísimo.

El futuro más cercano es Operación Triunfo...

Eso es una frutita más del pastel de este año, que empieza con Pieles, con Vis a Vis, con esta guinda que es Matar a Dios y esto un proyecto más. Tengo muchas suerte que me llamen para cosas tan interesantes. Este es diferente y arriesgado, pero me gusta el riesgo

Es una exposición total.

Sí, para lo bueno y para lo malo. Yo he estado cantando en ese escenario y sé lo que se vive, creo que les puedo aportar muchas cosas.