Pasapalabra aumenta su nivel de dificultad. Así lo han hecho saber dos de sus míticos concursantes a través de sus redes sociales. Nacho Mangut y Pablo Díaz compartieron en sus respectivos perfiles de Twitter que han cerrado Dirae.es, el diccionario inverso basado en el Diccionario de la Real Academia Española, que tanto servía a quienes se atrevían a participar en el programa de concurso. Este les había sido muy útil de cara a El Rosco final.

Noticias relacionadas

Dirae.es era una herramienta desarrollada por Gabriel Rodríguez Alberich, en la que los usuarios podrían encontrar palabras a partir de sus definiciones y no al revés. De acuerdo con su autor, también funcionaba como "tesauro asociativo, buscador etimológico, buscador de sinónimos, buscador de categorías gramaticales y otras funciones lexicológicas". Los concursantes de Pasapalabra, además, lo utilizaban para estudiar o consultar algún término. De ahí que su cierre signifique un duro golpe para quienes se preparaban para El Rosco. Según han informado desde la plataforma, su clausura se debe a las "amenazas legales" recibidas por parte de la Real Academia Española por el uso de su marca registrada, RAE. 

"Llevarse el bote acaba de aumentar su dificultad en 200%", escribió el esxconcursante Nacho Mangut tras darse a conocer la noticia. Su opinión coincide con la de Pablo Díaz, el concursante más longevo del formato, quien escribió lo siguiente: "Una triste noticia... Buena parte de las preguntas del rosco las sé gracias a DIRAE. Ahora estudiar para Pasapalabra se volverá todavía un poco más difícil, si cabe". 

Pero los concursantes de Pasapalabra no han sido los únicos en pronunciarse. Malen, de Saber y ganar, también ha lamentado el cierre de esta herramienta. "Por si no fuera ya bastante difícil... Era una herramienta utilízima, no sé en qué estorbaba el nombre a la RAE", reclamaba en su cuenta de Instagram. 

Ahora, al entrar a la página del diccionario inverso, sus usuario se encontrarán con un breve mensaje que, además de explicar el motivo de su cierre, agradece a todos aquellos que lo utilizaron hasta hace pocos días. "Gracias por haberlo usado todos estos años", explican. 

Pese al golpe, los concursantes de Pasapalabra no lo tienen todo perdido. Desde febrero de 2018, la Real Academia Española cuenta con una herramienta similar. Se trata de enclave RAE, una plataforma con un coste de 30 euros anuales que, entre sus opciones permite las búsquedas inversas. 

[Más información: Quién es Lucía Sesma, el rostro oculto de 'Pasapalabra' que hace posible todas sus pruebas]