Kiko Rivera (36 años) ha sido uno de los protagonistas de la semana. Desde que Sálvame destapara los mensajes mas calientes entre él y su ex, Techi, su nombre ha acaparado titulares. En este sentido, decidió dar la cara, sentándose en el plató de Sábado Deluxe. Un programa que ha sido comentado, no solo por las polémicas declaraciones del Dj, sino también por la participación de su madre, Isabel Pantoja (64).

Noticias relacionadas

Aunque en principio Kiko Rivera se sentaba en plató para hablar de las infidelidades a su mujer, Irene Rosales (29), el sevillano terminó haciendo referencia a su depresión, su tristeza y sus adicciones. Una situación complicada que lo hace sentir infeliz y que, según él mismo confesó, ocultó a su familia. 

Tras escuchar su testimonio, muy conmovida, Iabel Pantoja llamó al programa. "Yo no sabía que estabas así de mal. Me acabo de enterar de todo ahora", decía la tonadillera sin poder ocultar su llanto. "Había falta de comunicación conmigo, pensaba que era por falta de tiempo de vosotros, por el trabajo, niños y todo lo que conlleva un hogar... Necesito oírte a diario, no he podido porque tú estabas en tus cosas. Jamás en tu vida vas a estar en el suelo, nada más que cuando te toque. Mientras tenga tu madre vida, tu mujer que siente adoración por ti y una familia que nos morimos por ti, no vas a estar en el suelo, no te hemos dejado solo nunca", expresaba a la cantante.

Kiko Rivera, muy conmovido durante su entrevista en 'Sábado Deluxe'. Telecinco

Pero, más allá de brindarle su apoyo, Isabel Pantoja reprochó a Kiko Rivera por haberle ocultado su realidad. Incluso le recriminó haber ido a Sábado Deluxe antes de hablar con ella. "Por mí no habrías ido al programa, tendrías que haber venido a contármelo antes. Me he quedado trastornada, eres mi vida junto con tu hermana", comentaba la intérprete de Marinero de Luces

Por otro lado, Isabel Pantoja aprovechó su llamada para hacer entrar en razón a su hijo. "Estamos sanos. Hay una pandemia. Lo que tú estás pasando no es importante, han muerto millones de personas, eso es importante. Tú te puedes curar", le decía a Kiko Rivera, quien durante la intervención de su madre tampoco pudo ocultar sus lágrimas. 

Kiko Rivera, junto a su madre, en una imagen de archivo. Gtres

A pesar del reclamo, Isabel Pantoja pronunció unas cariñosas palabras hacia su hijo. "Lo único que quiero es que estés bien, que seas un hombre. No tienes que estar triste, tenemos un plato de lentejas, no te vas a quedar sin comer. Tienes que estar muy orgulloso de Irene. Mañana cojo el coche y te doy los besos más grandes del mundo, tú ya has pedido perdón. Nunca dejaré que estés en el suelo ni triste. No te lo voy a permitir, no tienes derecho, te haces daño y a las personas que te queremos, nos haces sufrir", expresaba la tonadillera.

Infidelidades

Sobre las supuestas infidelidades que rodean a Kiko, él mismo confesó: "Hay cosas que son mentira y otras que son verdad, pero ya forman parte del pasado. He cometido muchos errores en mi vida y este es uno más. Lo de Techi es mentira, lo de Chabeli, igual, pero lo de Alicia sí es cierto. No he tenido nada con ella, pero me pilló en un momento en el que no estaba bien con Irene. Tonteé con ella", desveló en el Dj, antes de que admitiera sentirse mal por lo que hizo. "Me siento culpable hasta el día que me muera. El único culpable de lo que ha pasado he sido yo". 

Kiko Rivera, hablando de sus infidelidades. Telecinco

Kiko Rivera también aprovechó la oportunidad para elogiar a Irene Rosales, quien acabó perdonándolo tras su "tonteo" con Alicia, una camarera que conoció en una discoteca. "Nunca me cansaré de decir que mi mujer es lo mejor que me ha pasado y yo no siempre me sé comportar. Esto fue así, pero no ha vuelto a pasar", aseguró el hijo de Isabel Pantoja para zanjar las recientes polémicas. 

[Más información: 'Sálvame' destapa los mensajes más calientes de Kiko Rivera a su ex, Techi]