Rocío Carrasco (43 años) lo ha vuelto a hacer. En uno de sus momentos más difíciles, la hija de 'La más grande' ha reaparecido en el programa en el que colabora habitualmente, Lazos de sangre, y ha hablado. Cada una de las palabras que salen de la boca de la ahora comentarista es motivo de noticia, y es que en medio de la emisión del documental que repasó la vida de Paco de Lucía, se puso sobre la mesa uno de los temas más incómodos para ella: la maternidad.

Noticias relacionadas

Si bien es cierto que no habló directamente de la nula relación que tiene desde hace años con sus dos hijos, Rocío (23) y David Flores (21), Carrasco se dio por aludida cuando el resto de sus compañeros hablaron sobre los padres que por diferentes motivos no están al lado de sus hijos. Un momento cargado de tensión, que la esposa de Fildel Albiac (47) recondujo cómo pudo.

"¿Madre ausente? ¿Por qué me miras a mí?", dijo la hija de la chipionera, generando a su alrededor unos instantes de sepulcral silencio. Un momento de gran tensión del que colaboradora salió airosa hablando de Rocío Jurado. "Yo la ausencia de mi madre no la he notado. No la he vivido como una cosa humana. Aunque haya ausencia cuando se es padre o madre, no se nota. Eso es lo que me pasaba a mí". Muy sincera y visiblemente nerviosa por lo que acababa de acontecer, Rocío realizaba una reflexión que de manera inevitable el público vinculó con los dos hijos de la madrileña: "Si está en la lejanía pero es buen padre, esa ausencia no se nota".

Rocío Carrasco supo reconducir el tenso momento que se vivió en el plató de 'Lazos de sangre'. RTVE

Se desconoce si con esta declaración Rocío se referiría a su propio caso, considerándose así misma una buena madre para Rocío y David pese a la distancia que existe entre ellos. Palabras que añaden aún más misterio a la difícil relación que hay entre ambas partes. Además de la ya contada afirmación, la periodista Carmen Ro dijo unas palabras que muchos identificaron como un 'zasca' a Antonio David (44) o a la propia hija de Rocío Jurado: "Mejor la ausencia de una buena madre que la presencia de una mala madre". Una frase que dejó perplejos a los allí presentes.

Estas declaraciones llegan justo después de conocer la demanda por la que Carrasco pide 120.000 euros a Antonio David en concepto de daños morales por afirmar en el año 2016 que era una mala madre. Esta millonaria querella, unida a las declaraciones de Carmen Borrego (53) asegurando que Rocío nunca perdonará a su hija, no han hecho más que calentar un ambiente que ya de por sí ascendía día a día de temperatura y que acabará por estallar más pronto que tarde.

Las palabras de Rocío Carrasco dejaron 'mudos' al resto de los asistentes. RTVE

Ahora, a su manera, Rocío se ha pronunciado: "Si está en la lejanía pero es buen padre, esa ausencia no se nota". Una contundente afirmación que podría tener una temprana contestación por parte de su exmarido, ya que, cansado de insinuaciones, el ex guardia civil parece estar dispuesto a no callar ante estas supuestas provocaciones. 

[Más información: Teresa Campos, sobre Rocío Carrasco en 'Hormigas Blancas': "Algún día se hará justicia"]