Samanta Villar (44 años) ha estrenado este martes su nuevo programa, Samanta y la vida de, en el que Ruth Lorenzo (37) ha sido la primera invitada. La presentadora y la cantante han hecho juntas un viaje al pasado de la murciana, que ha revelado aspectos hasta ahora desconocidos de su infancia, marcada por el descubrimiento de que no era hija de su padre.

Noticias relacionadas

"Fue una infancia muy removida, saber que mi padre no era mi padre biológico… eso te cambia, te das cuenta de que la vida no es lo que tú crees que es", confiesa la artista. Más tarde, sería su propia madre, Eva Pascual, la que relatara los detalles de esta historia: "Ruth no fue buscada, fue una historia muy dura… Yo tenía un amante", cuenta emocionada.

Ruth Lorenzo ha sido la primera protagonista de 'Samanta y la vida de'. Mediaset

El verdadero padre de Ruth se negaría a hacerse cargo de la niña. "Vino a darme el dinero para que abortara", desvela Eva, que decidió viajar a Francia para interrumpir su embarazo. Pero un encuentro casual cambiaría el transcurso de los acontecimientos. Los misioneros de una comunidad de mormones le ofrecerían ayuda económica y la convencerían para tener a Ruth. De esta manera, la madre de la artista encontraría en la religión mormona su tabla de salvación: "Me arrodillé ante Dios y le dije 'por favor, ayúdame'", revela.

Ruth Lorenzo descubriría la verdad sobre su padre siendo apenas una niña, tras comprobar que ella misma aparecía en las fotos de la boda de su madre con su supuesto progenitor. "¿Quién es mi papá?", preguntó inocentemente. Su madre le confesó entonces que su verdadero padre era "otro señor" y que le explicaría los detalles cuando fuese mayor. Pero ella jamás volvió a preguntar. "Sé que falleció y no le he podido conocer, pero tampoco he tenido esa necesidad", comenta la cantante.

Cuando Ruth tenía nueve años, sus padres se separan y su madre decide trasladarse a Estados Unidos con todos sus hijos. Este acontecimiento supondría "un antes y un después" en la vida de la niña, que se adentró en un auténtico infierno de bulimia y autolesiones que se extendería durante más de seis años sin que su familia se percatase.

Eva Pascual, madre de Ruth Lorenzo, ha relatado su dura historia. Mediaset

"Llegué a autolesionarme. (...) Cuando pensaba que había hecho algo mal, que había fracasado o que podía ser una decepción para mi madre, me clavaba agujas, tijeras…", confiesa emocionada. Sin embargo, logró salir adelante y asegura que jamás volverá a recaer, pues cuando se siente vulnerable sana su alma cantando.

La música le otorgaría la gran oportunidad de su vida con 26 años, cuando es escogida entre 200.000 aspirantes para participar en el programa X Factor en Reino Unido. La cantante obtuvo la quinta plaza en el concurso y una gran popularidad en el país. Además, firmó un contrato millonario con una gran discográfica, pero tiempo después decidiría romperlo al no sentirse libre artísticamente.

"Tuve que devolver mucho dinero", relata la murciana, que en aquel momento sufrió un duro bache económico. "Llegué a robar comida en los supermercados de Londres. La gente me pedía fotos al salir y yo llevaba los huevos robados en los bolsillos".

Ruth y su madre han protagonizado un emotivo cara a cara. Mediaset

Sin embargo, España le brindaría la ocasión de resurgir de sus cenizas al escogerla para representar al país en Eurovisión 2014. La cantante de Dancing in the rain logró la quinta posición y se convirtió en una de las eurovisivas más queridas. "Fue un orgullo y uno de los mejores momentos de mi vida".

Finalmente, Ruth y su madre se han encontrado en un cara a cara en el que la artista ha dedicado unas emotivas palabras a su progenitora: "Eres mi heroína, la mejor madre y la mejor mujer que pisa la Tierra. Te tengo que decir, de mujer a mujer, que gracias por tener el valor de darme la vida".

[Más información: Samanta Villar: "Ser madre es ser cuidadora. Y ese trabajo no me interesa"]