José Antonio Avilés (24 años) se ha convertido en el concursante más polémico de Supervivientes. Ya no solo por las tramas que ha dejado en el reality, sino más bien por la controversia que ha despertado su vida en España. Parece ser que podría haberse inventado su currículo, que no es periodista, que, supuestamente, ha conseguido entrevistas y exclusivas a través de burdos chantajes y de malas praxis. Polémicas a las que deberá hacer frente en su regreso a España. 

Noticias relacionadas

Sin embargo, lo que pocas personas conocen es su pasado en la televisión cordobesa. Antes de dar el salto a Telecinco, Avilés trabajó en PTV y allí ha llegado a presentar su propio programa, Te lo cuento. Acompañado de una señora mayor y de un cómico muñeco llamado Pantojo -con el que el polémico periodista interactuaba en cada programa-, José Antonio ya se hizo un hueco entre la audiencia andaluza de ese canal. Mucho antes de que Viva la vida le brindara su gran oportunidad profesional a nivel nacional, Avilés hizo sus pinitos en la tele de sus orígenes. 

Ya allí dejó patente su vena televisiva. El mismo José Antonio visceral, polémico, controvertido y un tanto fantasioso que se ha dejado ver en Honduras, y durante su colaboración en el espacio de Emma García (46), se mostraba allá por el año 2017 en Córdoba. Interrumpía a sus compañeros con supuestas bombas informativas, pisaba a los demás a la hora de hablar, presumía de que contaba con la mejor agenda de contactos de España: "Tengo 18.000 contactos. Dime un nombre de un famoso que seguro que lo tengo"

Lo cierto es que durante 2017, 2018 y parte de 2019 José Antonio fue un colaborador de la televisión de Córdoba. En el espacio Te lo cuento que él presentó comentaba cada jueves las portadas de las revistas del corazón al mismo tiempo que aportaba información de los personajes y alardeaba de grandes amistades. De hecho, durante la emisión de uno de los programas José Antonio se pavoneaba ante la cámara de ser íntimo amigo de Gustavo González (54) -"él ha sido mi mentor y mi jefe en la televisión y somos amigos"- y de Eva González (39), a la que, según él, conoció en TVE y desde entonces les une un fuerte vínculo. 

Sin embargo, más allá de esos trabajos en los que dejó su particular impronta periodística, las confesiones más impactantes las hizo en el programa Mesa y mantel de la televisión cordobesa. Avilés grabó el espacio el 14 de febrero de este año, justo el mismo día que partía a Honduras. De hecho, acudió a los estudios de la televisión con las maletas. Y fue en ese programa donde desveló detalles inéditos de su vida. Aseguró que había tenido una novia antes de confesar a sus padres que es gay. "Yo no sé lo que hacía en aquel momento, si la pintaba o la peinaba", se sinceró ante la presentadora. 

Además, desveló que había sufrido en su adolescencia las envidias de algunos compañeros y que sus padres le pagaron la carrera de periodismo en la prestigiosa universidad de Gales. Y desvelaba su máxima en el periodismo: "No mentir, la gente está harta de que le mientan. Señores, que para hacer negocio no hay que mentir". Según él, estudió Periodismo y Comunicación: "Yo empecé de freelance, me pagaba mis 50 euros de autónomo y estaba todo el día para arriba y para abajo buscando noticias. Yo cogía el teléfono y siempre tenía la misma muletilla 'ay, que soy muy joven, me estoy pagando la carrera y necesito las declaraciones'. Y me las daban. La gente decía que cómo yo, con 18 años, conseguía todo eso". 

En esa entrevista, Avilés desgrana los medios de comunicación en los que empezó a trabajar y destaca con especial pundonor uno de sus mayores logros periodísticos, ese que hoy está siendo cuestionado: entrevistar al padre de Julen. "Fue la entrevista más buscada en el año 2019 a nivel mundial porque eso paralizó el mundo y la conseguí yo con 22 años. Hubo críticas por que fuera un periodista del corazón el que consiguiera esa entrevista". Según cuenta él, sabía que algún día recogería el fruto de tanto trabajo. Y lo recogió gracias a Raúl Prieto, director de Viva la vida

"Un día, yendo a visitar a la familia a Málaga, fíjate el vínculo familiar y de amistad que teníamos, llamé a Raúl Prieto, a mi mentor. Al que me descubrió haciendo televisión en el mundo del corazón. Y le dije, 'Raúl, necesito que me des trabajo en tu programa'". Y así es como llegó él a Telecinco. A lo largo de la entrevista, Avilés presume de nuevo de tener la agenda más cotizada en el mundo del corazón. Sea como fuere, declaraciones que ahora, con su expulsión de Honduras y su regreso a España, cobran especial interés. Tendrá que hacer frente a su pasado y son muchos los profesionales de la televisión que sostienen que José Antonio ha cavado su propia tumba a base de descréditos que le pasarán factura. Tiempo al tiempo. 

[Más información: El antes y el después de José Antonio Avilés: 23 kilos menos y una lección de vida]