Paz Padilla (50 años) está siendo uno de los muchos rostros televisivos que se han sumado a la oleada de solidaridad para luchar contra la pandemia del coronavirus. La presentadora de Sálvame entraba este jueves por videollamada en su programa para contar los detalles de su confinamiento y de la campaña a la que acaba de poner voz.

Noticias relacionadas

La gaditana lleva toda la cuarentena cosiendo mascarillas y equipos de protección individual para los sanitarios que se encuentran en primera línea de batalla en esta crisis. Su compañera María Patiño (48) le preguntaba por el motivo de su decisión de "ayudar desde casa desde el principio", a lo que Paz respondía: "Tengo que proteger a mi gente y es la única manera que tenemos de parar el virus".

Y es que la presentadora no ha pisado el plató de Sálvame desde que se decretó el estado de alarma. Mediaset elaboró entonces un plan de contingencia por el que varios de los colaboradores permanecen confinados en sus casas, como Mila Ximénez (67), Kiko Hernández (43) o Belén Esteban (46).

Paz Padilla ha hablado en directo con 'Sálvame' desde su casa. Mediaset

Sin embargo, las declaraciones de Paz Padilla sobre su decisión voluntaria de quedarse en casa han destapado un privilegio que la humorista ha tenido frente a sus dos compañeros, Jorge Javier Vázquez (49) y Carlota Corredera (45), conductores que siguen ejerciendo su labor al frente del espacio vespertino.

La concesión de la productora a Padilla llama especialmente la atención al contraponerla con la situación de Jorge Javier, pues el catalán sigue acudiendo a su puesto en Telecinco a pesar de que es una persona de riesgo.

Ver esta publicación en Instagram

No podemos quedarnos de brazos cruzados !!!! Aunque estemos en casa podemos ayudar, @lossecretos, @vespok360 y yo,nos hemos unido para apoyar esta iniciativa de recaudar fondos, porque creemos que es el momento de unir fuerzas entre la música, el ocio y el entretenimiento. Ahora, más que nunca, tenemos que apoyar a quienes nos necesitan. Solo os pido un último esfuerzo. Es mucho lo que todavía hace falta, medicamentos, mascarillas, Equipo de protección para nuestros sanitarios, material de protección para pacientes y familiares, respiradores. Ayúdanos aportando lo que puedas, por muy poco que sea será mucho.A través de www.Donamadrid.madrid. Son muchos los amigos y compañeros que participarán en esta iniciativa que iréis viendo a lo largo de los días, todos han ayudado con lo que pueden, económicamente y participando, a todos les doy las gracias y a @christianhors por plasmar de esta manera lo que estamos viviendo y lo que somos capaces de conseguir. Todo lo recaudado será administrado y distribuido por la Comunidad de Madrid, llevando lo necesario a donde mas lo necesitan. GRACIAS!!!! por no quedarte indiferente

Una publicación compartida de Paz Padilla (@paz_padilla) el 13 Abr, 2020 a las 9:39 PDT

El presentador descubría esa situación en pleno directo gracias al doctor Jesús Sánchez Martos, que le informaba de su vulnerabilidad frente al COVID-19 por el hecho de haber sufrido un ictus: "Tienes el mismo riesgo de contagio que una persona mayor. Eres de riesgo medio", le comunicaba el médico.

Pese a la preocupación inicial, lo cierto es que Jorge sigue al frente del programa diario, así como de Sábado Deluxe y de las galas semanales de Supervivientes. Un riesgo que, voluntariamente o no, está asumiendo mientras que Paz Padilla permanece en la seguridad de su casa.

El confinamiento de Paz

Paz Padilla está cosiendo material de protección contra el COVID-19. Redes Sociales

Desde que el Gobierno estableciera el confinamiento obligatorio, no se ha vuelto a ver a Paz Padilla al frente de Sálvame. Una ausencia que llamaba la atención de los espectadores, quienes se preguntaban en redes qué había sucedido con la presentadora.

Ahora, la gaditana ha resuelto la incógnita. Tal y como se había podido deducir en sus redes sociales, donde estos días está siendo muy activa, Paz se encuentra en su casa de Madrid con buena parte de su familia: "Estoy con mi marido, mi hija, mi hermana y la chavala que trabaja conmigo", revelaba este jueves a Carlota Corredera.

Desde el encierro, Padilla ha sacado su lado más solidario, cosiendo equipos de protección y colaborando con la recaudación de fondos que ya ha conseguido destinar 16 millones de euros a la lucha contra el coronavirus en Madrid. Una labor que compagina con su faceta humorística, tan importante en estos momentos, subiendo divertidos vídeos a sus redes sociales para entretener a sus seguidores.

[Más información: Cronología del confinamiento de Paz Padilla: guerra en redes, denuncias y solidaridad]

Información sobre el coronavirus: