Una de las novedades más llamativas de OT 2020 es su boletín diario emitido a través del asistente de Google. Utilizando el comando de voz "OK Google, quiero hablar con la Academia", los seguidores del formato podrán estar al día de todo lo que ocurre más allá de las galas.

Noticias relacionadas

Detrás de esos boletines está la voz de Martí Rubira (23 años), un joven que en 2017 se convirtió en toda una revelación por su papel como recepcionista de la Academia y que este año ha vuelto para revelar a los espectadores todos los detalles de la convivencia de los concursantes, desde el menú que comen hasta las 'carpetas' amorosas que van surgiendo.

Su apellido resulta familiar entre los seguidores del formato Operación Triunfo, pues Martí es hijo de Tinet Rubira, director de Gestmusic Endemol, la productora encargada del programa. 

Martí empezó su carrera desde abajo, con una formación envidiable: tiene un máster en Marketing Internacional, otro en Producción Ejecutiva Audiovisual y habla cinco idiomas (español, catalán, inglés, francés y chino mandarín).

Martí conserva una estrecha relación con Amaia y Aitana. Instagram

Aunque ha trabajado como asistente de marketing en programas como Ahora Caigo o ¡Boom!, su gran momento llegaba en OT 2017, donde ejerció como ayudante de producción y, gracias al novedoso canal 24 horas que incorporó la famosa Academia, los espectadores descubrieron el lado más divertido de este chico.

Entre las tareas propias de su puesto, Martí tuvo que ejercer como 'recepcionista' de la escuela, interactuando constantemente con los concursantes y protagonizando momentos que causaron furor en las redes. "Mi propósito de Año Nuevo es que se acabe OT" o "cuatro años de carrera y aquí estoy, sirviendo calamares" fueron algunas de sus irónicas frases más aplaudidas.

Pese a su discreto papel en la Academia, Rubira conquistó a la audiencia y, sin esperarlo, se convirtió en un fenómeno televisivo. Como suele pasar con el formato OT, el mejor reflejo de ese éxito se observa en las redes sociales: al comienzo de OT 2017, Martí apenas alcanzaba los 500 seguidores en Instagram, mientras que a día de hoy tiene más de 60.000 followers que no se pierden nada de lo que el joven comparte en su perfil. Sobre esa repentina fama, el joven asegura que no siente que haya cambiado nada en su vida: "Todo sigue igual, así que lo llevo bien". 

Paradójicamente, las actividad del chico en redes sociales es escasa. Es asiduo a compartir instantáneas de sus numerosos viajes: Estados Unidos, Nepal o Israel han sido algunos de los lugares que ha visitado, aunque Asia es su continente predilecto, con destinos como Nepal, Japón, Tailandia o China, país donde estudió durante seis meses para mejorar sus conocimientos del idioma y la cultura oriental.

Aunque a priori no lo parezca, el nuevo puesto de Martí en OT 2020 es fundamental para los fans del formato, pues el mordaz joven permanece atento a todo lo que se escapa en la señal del 24 horas para contarlo en sus boletines, algo que la audiencia ha aplaudido en las redes, pues gracias a él se han podido conocer los detalles del programa más ajenos a la parte de talent show y propios de un reality.

Además del cariño del público, Martí Rubira se ha llevado de su paso por OT 2017 una estrecha relación con algunos de los concursantes, en especial con Amaia (21) y Aitana (20), quienes precisamente fueron las que más sufrieron las bromas del recepcionista durante el concurso. "Son pesadas pero las quiero", confesaba el catalán en una entrevista con los internautas para el canal de Youtube del programa.

[Más información: Así es Iván Labanda: de ponerle voz a Thor a sustituir a Los Javis en 'Operación Triunfo']