El nombre de Cristina Cifuentes (55 años) se ha colocado en las últimas semanas en la primera línea mediática después de que sonara como el fichaje estrella de la próxima edición de Supervivientes 2020. Un proyecto televisivo por el que batalló la cadena de Fuencarral durante meses; existió un interés, ella lo caviló, pero finalmente declinó la oferta. No obstante, y pese a su negativa, la expresidenta de la Comunidad de Madrid no ha soltado amarres con la cadena de Paolo Vasile (67). Al menos, según la información que se desliza. 

Noticias relacionadas

El 'no' a viajar a Honduras no es el fin de las negociaciones, se hace ver a este medio. La cadena la quiere tener y, así como ocurrió en la edición de 2019 con Isabel Pantoja (63), puede que el consejero delegado del grupo Mediaset consiga sus objetivos. Cabe recordar que, al igual que el posible fichaje de la expolítica, el de la cantante suscitó un gran revuelo mediático y supuso un antes y un después en la historia de la televisión. Muchos dijeron entonces que al espacio de Bulldog le costaría superarse en su próxima edición. 

Y ahora, a las puertas de que se estrene Supervivientes 2020 -adelantado para el próximo mes de febrero- Cifuentes se postula como la estrella de la cadena alegre. De hecho, hubo un medio que dio por cerrado y firmado su contrato, el que la llevaría directamente a Honduras. No obstante, la propia expresidenta de la Comunidad de Madrid lo desmintió a través de sus redes sociales: "Quisiera, asimismo, mostrar mi profundo agradecimiento tanto a la productora como a Mediaset, por el interés mostrado para contar con mi participación en un programa al cual deseo muchísimo éxito".

Sorprendió a propios y extraños que, días después, Cristina se sentase en Sábado Deluxe para conceder su entrevista más personal. "Y, quién sabe, lo mismo Jorge Javier (49) la convence para que vaya", soltó, a modo de cebo, Carlota Corredera (45). Ella reiteró en plató que no iría al reality y JALEOS pudo conocer que no cobró "ni un solo céntimo de euro" por visitar la versión Deluxe. Y esa fuente apostillaba: "No ha querido cobrar porque sus intenciones ahora son otras". Eso sí, pese a estar "feliz" como abogada, "se siente cómoda en la televisión"

Unas declaraciones que, vistas en perspectiva, podrían entenderse como una puerta entreabierta a un posible fichaje por parte de la cadena. Este periódico ha podido conocer que "no todo está perdido" y unas fotografías recientes publicadas en El Confidencial de Cifuentes charlando con el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, sirvieron de luz y esperanza. No, parece que "no todo está perdido". La fuente a la que ha tenido acceso este medio sostiene que "el interés sigue estando, se cree que Cifuentes es una mujer válida". 

De hecho, no es la primera vez que "se le llama para participar en tertulias". En la opinión del informante, "los jefes" entienden que "es un filón y puede convertirse en el nuevo fichaje de la temporada". Se confirma, asimismo, que "encima de la mesa" ha tenido Cristina una oferta entre "40.000 y 50.000 euros" para concursar en el espacio selvático. A Supervivientes parece haber dado el no como respuesta, pero "no descarta aún" fichar como colaboradora de espacios tanto de corte serio como de entretenimiento. 

Así es su vida como expresidenta

Francisco Javier Aguilar Viyuela junto a su mujer, Cristina Cifuentes. Gtres

Ahora bien, ¿en qué situación se encuentra Cristina a nivel económico? ¿Puede permitirse declinar esta potente oferta? A la luz de sus propias declaraciones, parece que hubo tiempos más gloriosos. En septiembre de 2019, Cifuentes acudió a Cuatro al día para conversar con Carme Chaparro (46), que se interesó por la situación económica en la que se encuentra la política. "Quiero dejar claro que no tengo pensión más allá de los años que he cotizado, no tengo coche, no tengo nada. ¿Sabes por qué? Porque siendo yo presidenta lo quité. En estos momentos, la Comunidad de Madrid es la única en la que sus expresidentes no tenemos privilegios". 

"¿Pero te cuesta llegar a final de mes?", le inquirió Chaparro, hasta que Cifuentes dio una respuesta, tirando de prudencia y sensatez: "Me parece que hay que tener mucho cuidado al contestar esa pregunta, porque hay mucha gente en España con dificultades no para llegar a final de mes, sino para llegar a mediados de mes". Durante su intervención, Cifuentes apuntó que tuvo que "empezar de cero" porque no pudo reincorporarse a su trabajo en la universidad. "Algún medio de comunicación me tenía preparado un maravilloso escrache mediático que consistía en seguirme con una cámara de mi casa al trabajo", se sinceró. 

Y seguía explicando: "Por si a alguien le interesa, tengo que decir que cuando entré en política tenía más posesiones y bienes que ahora. Vivo de alquiler, vivo bien pero vivo con lo justo". Ello en lo que respecta a ella, pero, ¿y su marido? ¿Cómo se encuentra su situación? La expolítica está casada con Javier Aguilar Viyuela, un arquitecto que siempre ha optado por apoyarla en un segundo plano. De hecho, en más de una ocasión no ha tenido remilgos a la hora de reconocer que la actividad política de su mujer lo ha perjudicado. A nivel económico, AQT ha pasado por épocas mejores y la crisis lo ha dañado. 

En el programa de Bertín Osborne (65), la expresidenta habló de aquella época difícil en la que arropó a su esposo: "Cuando Javier pasó dificultades económicas, en algunos medios de comunicación le machacaron. A mi hija la han llegado a investigar en redes sociales, a mi hermano igual. A la familia hay que protegerla de todo eso. Cuando era delegada del Gobierno no te llegas a imaginar las barbaridades que me decían en redes sociales". En 2018, Cristina aseguraba además: "Mi marido se encarga de cocinar, la compra, la intendencia... Yo me ocupo del montaje de las cosas", ha dicho la presidenta sobre su relación con el arquitecto, con el que lleva casada más de tres décadas. Ahora, él vuelve a ser una persona fundamental en la que refugiarse". 

[Más información: Cristina Cifuentes no cobró por ir a 'Deluxe' pero podría firmar un contrato con Telecinco]