Hace unos días, Chelo García-Cortés (68 años) y María Patiño (48) protagonizaron un enfrentamiento en el plató de SálvameCuando este alcanzaba su máximo apogeo, García-Cortés pronunció "perro judío", una expresión coloquial, pero que, involuntariamente, lleva implícita connotaciones antisemitas. Como era de esperar, esto provocó que la asociación ACOM (Asociación y Comunicación sobre Oriente Medio) exigiera sus disculpas. Y con carácter público. 

Noticias relacionadas

La periodista y colaboradora de Sálvame intentó excusarse ante los espectadores y la asociación. "Les pido disculpas si me han entendido mal", argumentaba a la vez que reconocía que esa es una expresión que no suele usar en su día a día. Que no está en su diccionario habitual. "Puedo presumir de que entre mis mejores amigos tengo muchos amigos judíos", apostillaba, antes de reiterar sus disculpas para cerrar su speech asegurando que "Chelo García-Cortés no es antisemita".

En su afán de denuncia, ACOM ha compartido el desagradable momento de la expresión en su cuenta de Twitter, agradeciendo a su vez las disculpas. Han aprovechado la coyuntura para puntualizar que son un organismo "pro-israelí" -no pro-israelita como decía la colaboradora- y que el empleo de esas expresiones debería molestar "a cualquier ciudadano demócrata".

Hay que decir que en el mismo escrito en el que ACOM solicitaba la retractación pública de García-Cortés, se hacía constar que esta no es la primera vez que en el programa Sálvame se esgrime esa expresión tan censurable para ellos. Y para atestiguarlo, se detalla el caso de Carmen Borrego (53), la cual en abril de 2019, durante un Sábado Deluxe, la espetó. En ese momento, Patiño tuvo que dar un paso al frente y pedir que se disculpara públicamente. Además, Kiko Matamoros (62) también empleó esa frase en 2016, por lo que la dirección del programa se disculpó ante la FCJE (Federación de Comunidades Judías en España).

[Más información: ¿Cuánto cuesta tener una silla de 'Sálvame'? Sabemos el precio del asiento más codiciado]