Ya se está especulando acerca del perfil del próximo representante en el Festival de Eurovisión 2020. Cuando acaba un festival, rápidamente arrancan las quinielas sobre el rostro que representará a España el próximo año. Para 2020, TVE ha confirmado que se elegirá mediante selección interna, aunque, eso sí, no se ha concretado cuál será el proceso que se llevará a cabo.

Noticias relacionadas

A priori, se han planteado dos opciones sobre la mesa: iniciar una ronda de conversaciones entre discográficas o llevar a cabo una recopilación pública de candidatos y canciones que valorarían expertos, como ha ocurrido otros años, aunque no de forma televisada. Cabe recordar en este punto que esta designación directa es la que se llevó en práctica con artistas como Pastora Soler (40 años), Edurne (33) o El sueño de Morfeo.

Pastora Soler sobre el escenario de Eurovisión en 2012. Gtres

En esa espera, TVE ya ha comenzado a decantarse por algunos artistas y, de momento, son cuatro los intérpretes que más suenan: ahí, Ruth Lorenzo (36), Diana Navarro (41), Blas Cantó (27) y Lola Índigo (27). Las primeras posibles candidatas que han sonado con especial fuerza -tanto en el ente como en las redes sociales- han sido la malagueña Diana Navarro y la representante en Eurovisión 2014, que obtuvo la décima posición en el festival con Dancing In The Rain. Lo cierto es que la murciana quiso volver a participar en el festival tres años después de su triunfo, pero la cadena no le permitió regresar en ese momento.

Ahora, podría correr mejor suerte y, de entrada, ya está trabajando a conciencia en la canción con la que podría viajar a Róterdam. Tal es el furor, que hace unos días, Lorenzo se convirtió en Trending Topic en Twitter gracias a una plataforma de apoyo a la que quiso premiar su dedicación mediante las redes sociales. Por eso realizó un directo en Instagram, donde abrió su corazón: "No sé cómo va a acabar lo de Eurovisión. Hay más compañeros encima de la mesa". Eso sí, no pierde del todo la esperanza de vivir esta "super oportunidad, para ir y disfrutarlo, vivir una experiencia nueva y aprender".

Cuando todavía solo se escuchan presumibles, se permite soñar un poco: "Si volviese a Eurovisión, me encantaría hacer lo que siempre intento hacer en mi carrera que es hacer lo mejor posible, dar la mejor calidad y abrirme en canal en el escenario". De momento, asegura tener un "temón" para la ocasión. 

En el caso de Diana Navarro, la cadena española le debe una; le había asegurado ir a Lisboa en el año 2018, pero ante el éxito inesperado de OT 2017, fueron Amaia (20) y Alfred (22) quienes se subieron al escenario en Portugal. "Sería una experiencia preciosa (…) Si es, tiene que ser con mi equipo, porque si me pego el golpe me lo voy a pegar yo", añadía Navarro hace unos días en una entrevista para la COPE. 

Blas Cantó en la final de Eurojunior 2004.

Ambas artistas no están solas en la quiniela. Lola ÍndigoBlas Cantó son otros de los cantantes que aparecen entre los favoritos de los eurofans. La primera expulsada de Operación Triunfo 2017 es una de las grandes triunfadoras de la generación OT y este año ha afianzado su carrera con participaciones junto a renombres como Mala Rodríguez (40), Juan Magán (40) o Morat. Su carrera crece como la espuma, tanto como los seguidores que la aúpan para que represente a España el próximo año. 

Blas Cantó, en cambio, cuenta con una experiencia, aunque lejana, en lo que al festival de música se refiere. Sus inicios están muy ligados a Eurovisión, ya que fue uno de los niños de Eurojunior 2004, y finalista con su grupo Auryn de Destino Eurovisión. Sea como fuere, en los próximos días un comité interno de RTVE será quien decida entre estas y otras posibles candidaturas la mejor opción para ser su abanderado en Róterdam 2020. 

[Más información: Jorge Javier Vázquez, sobre Isa Pantoja: "Es muy lianta y manipuladora"]