Rosa María Molló (56 años) se pondrá al frente del veterano programa Informe Semanal el próximo 7 de septiembre, en sustitución de Pilar García Muñiz que ha dejado TVE para comenzar una nueva andadura en Cope. 

Noticias relacionadas

La periodista tiene una gran responsabilidad, ya que este programa es uno de los buques insignia de la cadena pública, con unos inicios que se remontan a 1977, en plena Transición. Lo bueno es que la catalana tiene una larga trayectoria profesional de la que valerse para poder sacar adelante el programa. 

Al poco de graduarse en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, comenzó a trabajar en la Radio Nacional de España, cuna de muchos de los periodistas de referencia en la actualidad. Su talento le valió que en solo tres años fuera fichada como directora de Radio Villafranca del Penedés, donde llevó a cabo la renovación de la emisora. 

Unos exitosos inicios en la radio que pronto quedaron ensombrecido por su carrera en la televisión. Tras comenzar a trabajar en 1989 como reportera en el Centro Territorial de Cataluña, donde desarrolló todo tipo de funciones; terminó llegando a los informativos, espacio que tanta fama le han granjeado y en los que se ha convertido en todo un referente. 

Una de sus etapas más destacadas tuvo lugar de enero de 2003 a diciembre de 2008, cuando ejerció como corresponsal de TVE en Nueva York. En ese momento Estados Unidos, y la Gran Manzana en especial, eran el centro del mundo político y económico, por lo que fue crucial su trabajo cubriendo los debates de la ONU, la guerra de Irak o la caída de la bolsa en 2008, entre otros. 

Pero la vida del corresponsal pocas veces es estable y, tras una breve estancia en Asia-Pacífico, se decidió que Molló fuera la corresponsal de TVE en Oriente Próximo entre 2010 y 2011. Una zona de gran interés informativo en ese momento, con el germen de la primavera árabe revolucionando países como Egipto o Libia.

Rosa María Molló durante su corresponsalía en Próximo Oriente.

"Algunos temíamos que su exilio a las tierras de Oriente, con epicentro en Jerusalén, nos privaría de verla a menudo en nuestras pantallas. Pero el ritmo de la historia [...] ha colocado a Egipto en el ojo del huracán informativo. Y a Rosa María Molló, abriendo los informativos", escribía en su momento Antonio Sempere en La Gaceta. 

Todo eran elogios para la periodista, que a pie de calle retrataba cómo las revoluciones transformaban todo el mapa político de Oriente Próximo. Tanta era su implicación que incluso la llegaron a agredir en febrero de 2011. Un grupo de civiles detuvo el taxi en el que viajaba, la hicieron bajar y al identificarse como periodista la agredieron, relató la propia Molló en una conversación telefónica en el Canal 24 horas de TVE. La corresponsal aseguró que la agresión no había sido grave, aunque tuvo que pedir ayuda al ejército y le robaron material periodístico.

En 2012, tras vivir y trabajar en cuatro continentes y en 15 países, hizo un giro profesional. Se instaló en Estados Unidos y realizó trabajos como coach de rendimiento, liderazgo y gestión del cambio organizativo para una empresa de management internacional. 

Desde enero de este año ha estado trabajando en el área de Transformación Cultural y Proyectos Estratégicos de RTVE; hasta este 7 de septiembre que se ponga al frente de Informe Semanal

[Más información: La renovación de Màxim Huerta en TVE: máximo chollo con mínima audiencia]