Nuevo varapalo para Antonio David Flores (45 años). Tras el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco (44) en su serie documental, Rocío, contar la verdad para seguir viva, desvelando el maltrato físico y psicológico que sufrió a manos del padre de sus hijos, el malagueño no sólo ha quedado cuestionado como persona y como padre, sino que, además, se ha quedado sin trabajo -Sálvame le despidió, de manera fulminante, tras la emisión de los primeros episodios- y con gran parte de la opinión pública posicionada en su contra.

Noticias relacionadas

Este viernes, 7 de mayo, el excolaborador de televisión ha visto cómo su ciudad natal, Málaga, amanecía repleta de carteles -más de 500- en los que se podía ver su imagen al lado de la palabra "maltratador". Los mismos habían sido pegados en las paredes de la zona en la que vive y en las inmediaciones del colegio en el que estudia su hija pequeña Lola, de 8 años, la única fruto de su matrimonio con Olga Moreno (45). Un acto, del que aún no se conoce la autoría, que han afectado profundamente tanto a Antonio David como a su familia.

Imagen de 'El programa de Ana Rosa' con los carteles ofensivos contra Antonio David Flores. Telecinco.

Tal y como han desvelado en El programa de Ana Rosa, han sido precisamente los padres de los compañeros de la hija de Antonio David y Olga los encargados de retirar los ofensivos carteles de la zona donde está el centro escolar. También que, tras el grave incidente, Rocío Flores (24) ha acudido inmediatamente a denunciar a la Policía.

Allí la joven ha interpuesto una demanda por falta y perjuicio al honor, tanto en su nombre como en el del resto de su familia, demostrando una vez más su fortaleza en los peores momentos de su vida y ahorrándole a su padre el trago de tener que ir a comisaría tras este acto vandálico.

La posición de Rocío Flores

Rocío no ha dudado en dar la cara por su padre desde el asiento que ocupa en el mencionado El programa de Ana Rosa. Si bien es cierto que el día de su debut prefirió guardar silencio, las críticas recibidas y la presión a la que llevaba sometida desde que su madre comenzó a relatar su historia ante las cámaras, condujo a que rompiera su silencio. "Conozco a mi madre mejor que nadie y sé lo que he vivido con mi madre. Conozco a mi padre mejor que nadie y sé lo que he vivido con él en casa. Se ha dicho que a mí se me ha criado con odio. Y lo digo mirando a cámara: en mi casa jamás en la vida se me ha inculcado odio hacia mi madre. Nunca en la vida. Siempre lo he dicho y no tengo por qué mentir, porque es la realidad", explicaba, de manera rotunda, el pasado 16 de abril.

Rocío Flores en su puesto de 'El programa de Ana Rosa'. Telecinco.

Hace tan solo unos días, el 5 de mayo, entraba de nuevo en el tema para dejar claro que no da la razón a Antonio David en cada uno de los pasos que da en su vida: "Estoy siendo una persona bastante objetiva, cuando veo que mi padre ha hecho algo que no ha estado bien, independientemente de la serie, he sido la primera persona que ha hablado con mi padre y le he dicho las cosas que no me parece bien".

En medio del que considera "el peor momento de mi vida", Flores ha tenido la entereza para acudir a poner la denuncia correspondiente en un nuevo gesto de amor a un padre con el que, de haber trapos sucios, piensa lavarlos de puertas para dentro de casa.