Himar González (44 años) ha decidido utilizar el peso que tiene su imagen en Instagram, donde su contador de seguidores aglutina a más de 49.000 followers, para hacer un llamamiento con carácter solidario. La conductora de El tiempo de Antena 3 del fin de semana presentaba en su perfil como post fijo en la noche de este martes, 20 de abril, a Adrián, un sintecho para el que pedía un trabajo. Ella se ofrecía a costearle el billete hasta el lugar donde tuviera que desplazarse o la formación que fuese precisa. Pero necesitaba de la colaboración ciudadana para extender el mensaje y lograr su objetivo.

Noticias relacionadas

"Él es Adrián. Lo vi por primera vez hace años. Va y viene. Cambia de zona buscando que la suerte algún día le llegue. Me prometí a mí misma intentar hacer algo por él la próxima vez que lo viera cerca de la mía. Y llegó el día", comienza escribiendo la canaria, que explica que le ha realizado la fotografía sin que él se dé cuenta y que relata cómo lo ha pasado desde el mismo momento en el que llegó al mundo: "La vida no ha sido fácil para él. Le pregunto y me cuenta que no tiene hogar, ni familia. Nació ya abandonado. Es una triste y larga historia. Y todo lo que ansía es un #trabajo que le permita salir de la situación que le ha tocado vivir. Vive en la calle, sí. Pero, al contrario que otras personas que, desafortunadamente, se encuentran en su situación, nunca ha caído en el alcohol para intentar enmascarar la realidad que sufre. Y no lo he visto con una bebida en la mano que no fuera su café, o su agua".

"Tiene su cepillo de barrer y su pala; y, cada bendito día, lo veo limpiar su pequeña parcela sobre la que mal duerme. Siempre tiene todo recogido, muy limpio y muy organizado. Durante el día, cuando el sol se sitúa casi en el cénit, se refugia de pie bajo un pequeño toldo que lo cobija con sombra. Observando y esperando. Esperando que, en algún momento, la vida le sonría un poco", detalla las rutinas de Adrián, que no había comido nada durante todo el día porque "le da vergüenza pedir".

Himar le hizo la compra. Pero no se quedó ahí. Porque, conocedora de la influencia que ha adquirido en los últimos meses en Instagram, utilizaba la imagen sacada de manera furtiva para hacer un llamamiento y pedir un trabajo para él. "Me desgarra ver cómo alguien con tantas ganas de luchar, de vivir, de conseguir lo que siempre le negaron, sigue en la calle. Simplemente, resistiendo. Simplemente, esperando. Simplemente, soñando", reflexionaba González.

"Ojalá entre todos podamos ayudar a Adrián. Tiene su NIE y sus papeles en regla. Está dispuesto a trabajar en lo que sea. A aprender lo que haga falta. Y yo, dispuesta a ayudar en su formación si fuera necesaria. A pagarle el billete allá donde encontremos un trabajo digno para él", era el llamamiento final que no tardaba en encontrar respuesta. Desde quienes se ofrecían a hacer una aportación económica hasta quienes ya han asegurado poder tener un trabajo para él. Y muchos de sus seguidores le han pedido que, por favor, informe de cómo acaba esta historia que ha emocionado a todo el que ha pasado por su tablón.

La fama de Himar

Licenciada en Física de la atmósfera, Himar lleva más de una década en la capital delante de las cámaras, como conductora de espacios meteorológicos. En concreto, en el de Antena 3, donde se la puede ver cada fin de semana, lleva once años tras un breve paso por Telecinco. Pero la explosión de su fama en los últimos meses no se la debe a su trabajo, sino a un contratiempo de salud que a punto estuvo de costarle la vida el pasado mes de diciembre.

González sufrió una septicemia que, por suerte, detectaron a tiempo en el hospital, cuando llegó a urgencias. Estuvo casi dos semanas ingresada y, desde la cama de ese centro médico, fue consciente de la cantidad de cariño que tiene alrededor -más allá del lógico de sus familiares y amigos más cercanos-. También empezó a comprobar cómo su número de seguidores iba en aumento tras esta historia médica con final feliz pero que podría haber terminado en tragedia.

HImar desde la cama del hospital donde estuvo ingresada. Instagram.

A pesar de ello, de la popularidad adquirida, no se ve como una influencer, tal y como reflexionó en una entrevista con JALEOS. "Nunca me lo he planteado, pero soy una persona que me dejo llevar por lo que la vida me traiga. Si la vida me lleva por un camino, si veo que me puede interesar, me dejo llevar. No me cierro de inicio a nada. Nunca se sabe. No sabemos dónde vamos a acabar", explicó. Ahora, sin pretender serlo, ha sabido gestionar esa influencia con un fin muy noble.

[Más información: Himar González: "Soy una persona que me dejo llevar por lo que la vida me traiga. Nunca me cierro a nada"]