Este miércoles por la noche, Telecinco ha emitido el sexto episodio de la serie documental de Rocío Carrasco (42 años), Rocío, contar la verdad para seguir viva. Dejando de lado las impactantes revelaciones que ha hecho sobre Antonio David Flores (45) con respecto a cómo se comportaba con sus dos hijos, si algo ha llamado la atención, han sido las durísimas declaraciones que la hija de Pedro Carrasco ha hecho sobre la viuda del boxeador, Raquel Mosquera (51).

Noticias relacionadas

Sin poder disimular su falta de cariño por la peluquera, la hija de Rocío Jurado, que en ningún momento la llamó por su nombre, sino que se dirigió a ella como "señora", "señorita", "mujer", "persona", confesó que las cosas no se habían hecho bien tras la muerte de su padre -dando a entender que por parte de la que fuera su mujer-.

Además, Rocío acusó a Raquel de haber mentido con respecto a la relación con su padre y la última conversación que mantuvieron antes de la muerte del boxeador. No sólo eso, sino que Carrasco admitió que Mosquera vulneró su intimidad y su honor con sus declaraciones a lo largo de estos años, por lo que la única conversación que quiere tener con esta persona, que para ella "no existe", será en los juzgados.

Por último, Rocío aseguró que tras el fallecimiento de su padre no recibió las pertenencias que el boxeador hubiese querido que tuviese su hija y habló de su desencuentro con Raquel por el Rolex de oro que reclamó a su viuda poco después de la muerte de Pedro y de lo que la peluquera ha hablado en varias ocasiones.

Intentando continuar con su día a día y soportar los envites de Rocío con fuerza, Raquel ha salido de su domicilio para llevar a su pequeño al colegio y ponerse al frente de su negocio de peluquería a las afueras de Madrid. Parca en palabras, pero sin perder la calma Mosquera ha contestado a las duras declaraciones de la hija del que fuera su marido y, tajante, ha asegurado que es la hija de Pedro quien tiene el Rolex de la discordia, no ella como se dejó entrever en la serie documental.

Rocío Carrasco hablando sobre Raquel Mosquera en su docuserie.

Raquel, buenos días, ¿ha podido ver el documental donde Rocío habla de usted?

Perdonadme, pero no llevo mascarilla, la tengo en el coche por favor. ¿Me permitís que me ponga la mascarilla?

Rocío dice que esa conversación que tuvo con su padre en la que usted estuvo presente hubo perdones, hubo cariños, pero no como usted lo comentó en su momento Raquel. La llamó mentirosa, ¿quiere decir algo? ¿La relación con su padre era buena? Dice que se hicieron las cosas mal tras el fallecimiento de Pedro.

Perdona, cielo.

Raquel Mosquera el pasado 28 de marzo tras la emisión del documental de Rocío Carrasco.

Que intentó hablar con usted, pero nada. Raquel, seguro que tiene que decir algo porque la han dejado de mentirosa...

Hasta luego.

Parece ser que a Rocío le gustaría tener más cosas de su padre... Ese reloj... Decía que la relación con Fidel no era mala, que, de hecho, lo que temía Pedro es que fuera como Antonio David, ¿no?

Que sepáis una cosa, la verdad solamente tiene un camino y cuando se habla de corazón yo no tengo miedo a nada. El reloj, el Rolex de oro, lo tiene ella.

¿Y qué opina de lo de que se fue haciendo eses con el coche? Que parece ser que no fue por la discusión...

Mira, y es más. Otra cosa más. Para mí, lo de menos es el reloj, lo de menos pero que sepáis que lo tiene ella. Yo nunca miento.

Ella dice que todavía le faltan muchas cosas de su padre.

No voy a decir nada más. Vuelvo a decir lo que te acabo de decir, cielo, tengo que llevar al niño al cole y yo creo que ya os he dicho bastante, ¿de acuerdo? No tengo miedo a nada. ¿Y sabes por qué? Porque la verdad solamente, repito, tiene un camino y cuando una persona ama y quiere de corazón eso salta a la vista. No tengo nada más que decir. Permitidme que lleve al niño al colegio.

¿Va a tomar algún tipo de medida?

Yo mi conciencia la tengo muy tranquila en ese aspecto. Muy tranquila.

[Más información: Qué fue de Tony Anikpe, el nigeriano que enamoró a Raquel Mosquera tras enviudar de Pedro Carrasco]