Manuel González (29 años) llegó a la tercera edición de La isla de las tentaciones como pareja de Lucía (25) y reconociendo que había dejado atrás su vida de fiesta y desenfreno para centrarse en ella, que ya le perdonó una infidelidad en el pasado. Conocido como el Jesulín de Puerto Real, al gaditano no se le puede negar el trabajo de gimnasio que luce. Tanto en el espacio de Mediaset grabado en República Dominicana, como en Instagram, donde cuenta ya con casi 125.000 seguidores.

Noticias relacionadas

Como tantos otros participantes de este programa, esta no es su primera aventura delante de las cámaras. Al menos, no la primera vez que intenta entrar de lleno en el universo de los personajes que genera Telecinco merced al poder de sus realities. Porque Manuel lo intentó hace unos años. Dos veces para ser más exactos.

En 2010, se presentó al casting de Gran Hermano 12. No pudo formar parte de la selección final realizada por la productora. Pero, ahora, desde Telecinco se ha rescatado una imagen de esa prueba en la que, como se observa, el cambio físico ha sido más que evidente. Más allá de que aparece como un joven inocente, con el paso de los años se ha dedicado de manera mucho más concienzuda al culto al cuerpo.

Manuel en el 'casting' de 'GH12'. Telecinco.

Unos años más tarde, lo intentaba de nuevo. En el mismo grupo de medios, pero cambiando de formato. Fue en Mujeres y Hombres y Viceversa donde probó suerte como pretendiente en 2017. Un paso con más pena que gloria y tan fugaz que casi nadie se acuerda de él. Poco después, llegaba a su vida Lucía, a la que ha vuelto a traicionar en La isla de las tentaciones, poniendo de manifiesto que ese carácter infiel no es cosa del pasado.

El primero de esos deslices lo cometía con Fiama (26), tal y como vimos el pasado 3 de febrero. Era esa misma noche, pocos minutos más tarde, cuando se emitían las imágenes, también con besos, en los brazos de Stefany (25). Una doble traición con la que la pareja, a tenor de lo que hemos comprobado en las redes sociales, ha terminado por hacer vidas separadas. La última imagen que él tiene con ella, data del pasado mes de marzo, meses antes de que se marcharan al Caribe a grabar el concurso.

Su otro pasado

Pero, además de haber coqueteando con la pequeña pantalla, Manuel tiene un pasado como deportista. El andaluz militó en las categorías inferiores del Real Madrid. Tenía talento, pero una desafortunada lesión de rodilla truncó el gran sueño de su vida: dedicarse al fútbol de manera profesional, en la élite. De hecho, en ese mismo perfil de Instagram en el que hoy presume de abdominales, también ha compartido, con gran nostalgia, algunos de esos momentos en los que vestía la camiseta del club madrileño.

Manuel, que tan solo tiene 122 publicaciones en esa red social, además de abrir su álbum personal para recordar aquella etapa en la que pensaba que su futuro estaría ligado al fútbol, mostró hace más de seis años un par de imágenes en las que se le puede ver de niño, con esa inocencia que, a día de hoy, ha perdido por completo.

[Más información: 'La isla de las tentaciones 3' arrasa en su estreno con tres millones de espectadores]