Hasta el verano de 2016, Georgina Rodríguez (27 años) era una desconocida para la opinión pública. Su romance con Cristiano Ronaldo (35) convirtió a aquella dependienta de una tienda de Gucci del madrileño barrio de Salamanca en el centro de atención de la prensa y de las miradas. Pero, como todo el mundo, ella también tiene un pasado. La revista Semana se ha encargado de destaparlo y de mostrar las imágenes que unen a la modelo con Javier Hernández (27), uno de los tentadores de la tercera edición de La isla de las tentaciones.

Noticias relacionadas

¿Cómo se conocieron? Ambos compartían clases en el instituto de Jaca, en Huesca, donde ella creció. La localidad que dejó atrás con tan solo 17 años para emprender una nueva vida en Madrid. Fue allí donde, de la amistad, pasaron, según la mencionada publicación, a vivir un amor de juventud que ahora, con los dos convertidos en personajes públicos, sale a la luz.

A ella se la conoce en profundidad porque, en estos casi cinco años, en los que le ha dado tiempo hasta para ser madre al lado de uno de los mejores futbolistas de la última década (fue en noviembre de 2017 cuando dieron la bienvenida a Alana Martina (3), su única hija en común por el momento), ha acaparado los titulares. Y ha mostrado los rincones de su rutina gracias a su exposición en las redes sociales. Pero, ¿quién es él?

Fotógrafo profesional

Javi (o Wild Javi, como se le conoce), es el primer fotógrafo profesional que participa en el reality de Mediaset. Y entró poniendo sobre la mesa las cartas de sus armas de seducción: "Mi método infalible para triunfar siempre es seguir lo que está aquí, en el corazón". Lo demostró no tardando. Su objetivo, Lara Tronti (27), la gallega que entró como pareja del exgran hermano Hugo Pérez (24) y que puso sus ojos en Javi para la primera cita.

Javi también se marchó de Jaca, como Georgina, en busca de cumplir sus sueños profesionales. Actualmente reside en Gran Canaria y en su página web (www.salvajephotography.com), donde tiene expuestos algunos de sus trabajos con la cámara, explica los objetivos que persigue con los cursos que imparte, especializados en montaña y en viajes. Unos viajes para realizar fotografías que también organiza, a Cuba, Rumanía o Vietnam.

"Para todos aquellos que buscan convertirse en un fotógrafo viajero y dejar de ser un fotógrafo turístico. Para aquellos que quieren empezar a entender y aprender como funciona la mente de una persona encargada de mirar adentro del lugar que visita, fundirse con la cultura y personas que en él habitan. Aprender a contar historias con tus imágenes y lograr reportajes únicos y personales sin importar tu nivel de fotografía", describe en esa web donde, además, te ofrece la posibilidad de contactar con él.

[Más información: Georgina Rodríguez impacta en Dubái con la primera mascarilla textil que inactiva el virus: su ridículo precio]