Natalia Jiménez (39 años) ha querido comenzar el 2021 evitando los rumores y los malentendidos y ha decidido emitir un rotundo comunicado en el que confirma que está inmersa en el proceso de divorcio de Daniel Trueba, quien fue su manager durante años y se convirtió en el padre de su única hija, Alessandra.

Noticias relacionadas

"Para evitar y reducir cualquier tipo de especulación, he decidido hacerle frente a los rumores y confirmar mi proceso de separación matrimonial del señor Daniel Trueba. Normalmente llevaríamos todo este proceso en privado, pero dado a que soy una persona pública, es mejor exponeros este tema directamente a vosotros, como público, que siempre me habéis apoyado a través de los años y habéis estado pendientes de todas mis alegrías y tristezas", explica en la primera parte de su texto compartido en sus redes sociales para que estuviera al alcance de todos.

Según desvela en su comunicado, la decisión de separarse no sería reciente, sino que lleva gestándose varios meses, pero preferían ir con cautela para que no pudiera afectar de forma negativa a la hija que tienen en común: "Efectivamente desde hace ya varios meses había tomado esta determinación, pero creí conveniente anunciarlo cuando todo se acomodara de forma óptima para nuestra hija Alessandra". 

La pequeña acaba de cumplir cuatro años de edad el pasado octubre, y tiene la belleza de su madre, tal y como puede observarse en las redes sociales de la cantante. Pero no solo comparten parecido físico, según ha desvelado la propia artista, madre e hija tienen los mismos gustos por la naturaleza, la tranquilidad, los paseos... "es mi clon", ha llegado a decir Natalia Jiménez.

El comunicado emitido por la protagonista concluye dando las gracias a sus seguidores y fans que han permanecido a su lado durante años y la han apoyado tanto en el terreno personal como profesional: "Agradezco de corazón vuestro apoyo durante todos estos años, y de la misma manera agradezco vuestra consideración y respeto con esta decisión. Por el momento no voy a dar entrevistas ni emitir otro tipo de comentario al respecto. Gracias a todos", escribe.

Su historia de amor

Natalia Jiménez comenzó una relación con Daniel Trueba tras romper con Antonio Alcol, con el que estaba a punto de casarse y decidió cancelar su boda a tan solo unas horas de celebrarse.

El 29 de diciembre de 2015 se dieron el 'Sí, quiero', una fecha muy especial para la cantante porque era su 34 cumpleaños. A pesar de que pasaban mucho tiempo juntos porque Daniel era el mánager de Natalia, parecía que el trabajo no influía en su relación y siempre se mostraban felices, aunque la cantante mantenía un perfil bajo respecto a su historia de amor y no desvelaba muchos detalles en la prensa.

Natalia Jiménez, el día de su boda con Daniel Trueba en 2015. RRSS

Sin embargo, cuando algún medio conseguía algunas palabras románticas de la artista hacia su marido siempre eran muy idílicas y demostraban su sólido matrimonio: "Pasamos mucho tiempo juntos, y es muy divertido. En los seis años que llevamos he aprendido mucho de mi pareja, y sigo aprendiendo cada día, ya que es un hombre de aquellos que ya no existen. Lo admiro con pasión", explicaba en el diario El Nuevo Heraldo.

Poco después de su primer aniversario de bodas, llegaba al mundo la primera hija de Natalia y Daniel -o Danny, como le gustaba que le llamaran-. La pequeña Alessandra hizo que su madre se replanteara su ajetreada vida, pero consiguió compaginar sus eventos y su música con su hija, a la que define como "una niña muy simpática y sonriente".

[Más información: El patinazo que persigue a Natalia Jiménez en 'OT': "Yo no me considero feminista"]