Borja Thyssen (40 años) y Blanca Cuesta (45) han decidido ampliar la familia. A mediados de diciembre el hijo de Carmen Cervera (77) y su mujer se convertirán en padres por quinta vez. La pareja recibirá en sus brazos a una niña, de la que todavía no han trascendido más detalles.

Noticias relacionadas

Así lo ha dado a conocer la revista ¡HOLA! este miércoles y en sus páginas revela que la pareja había logrado mantener el secreto hasta ahora. A Borja y a Blanca no se les había visto públicamente desde el pasado verano y solo su círculo más cercano tenía conocimiento de la buena nueva.

La revista de la portada ¡HOLA! '¡HOLA!'

La hija de Borja Thyssen y Blanca se convertirá en la compañera juegos de su hermana Kala (6), que nació el 30 de noviembre de 2014 y que hasta ahora era la única niña de la familia. "Estaba con la esperanza un poco perdida y me había hecho la idea de que iba a ser otro niño Y de la incredulidad pasé a la emoción total. Creo que todavía estoy en shock. Me parece un sueño tener a mi primera hija", confesaba hace unos años el hijo de Carmen Cervera a la mencionada revista. 

Borja y Blanca se convirtieron en padres en enero de 2018, pocos meses después de su boda, cuando nació su hijo Sacha (12). Dos años más tarde, en agosto de 2010, dieron la bienvenida a Eric (10) y en octubre de 2012 a Enzo (9). 

Aunque esta vez la pareja ha sabido mantener el embarazo de Blanca en la más estricta intimidad, el pasado verano ya habían saltado las alarmas. Unas imágenes de la familia disfrutando de las playas de Ibiza, en las que Blanca lucía una incipiente barriga, desataron los rumores. No obstante, una vez llegado el mes de septiembre no se habló más del tema.

Blanca y Borja Thyssen, durante el pasado verano.

Un año agridulce

Con la llegada de su quinta hija, Borja Thyseen cerrará con broche de oro un año que para él ha sido bastante agridulce. Y es que, el pasado mes de junio, el marido de Blanca perdió a su padre, Manuel Segura. El publicista falleció a los 77 años tras varios años luchando contra un cáncer.

Para Borja Thyssen, la muerte de su progenitor fue un duro golpe, ya que no pudo asistir a las exequias ante el dolor y debido a que se encontraba en Andorra, su lugar de residencia.

La verdadera paternidad de Borja Thyssen fue revelada por la propia baronesa en su libro de memorias Yo, Tita Cervera en el año 2009. A pesar de que nunca llegaron a casarse, Carmen se quedó embarazada de Manuel Segura. Ambos siguieron manteniendo una excelente relación y era habitual verles disfrutar juntos de planes veraniegos. De hecho, él jugó un papel importante en la reconciliación de Borja y su madre, enemistados durante mucho tiempo por la mala relación entre la baronesa y su nuera, Blanca.

Poco después de la triste pérdida de su padre, Carmen Cervera nombró a Borja Thyssen patrono del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Entonces, la institución informaba de la dimisión de Miguel Satrústegui como patrono gubernamental por su "disconformidad con el papel que el Patronato del Museo ha tenido hasta ahora en las decisiones relativas a la renovación del préstamo de la colección de la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza".

[Más información: Borja Thyssen, primeras vacaciones en Ibiza tras la muerte de su padre Manolo Segura]