Hacía tiempo que la vida de Camilo Blanes Ornelas (37 años), más conocido como Camilín, no protagonizaba ningún minuto en televisión, pero días atrás su nombre volvió a relacionarse con la controversia. El único hijo del intérprete de Vivir así es morir de amor protagonizaba un pequeño escándalo en la tranquila urbanización donde vive en Torrelodones, en la casa que perteneció a su legendario padre. Un vecino se quejó de la música alta en la casa y, tras no poder comunicarse, llamó a la Policía, la cual hizo acto de presencia. 

Noticias relacionadas

"Se quejó un vecino de que había música alta, pero él estaba solo con su novia", fueron las palabras que empleó su madre, Lourdes Ornelas, en Viva la vida, restándole importancia al incidente. Ahora bien, ¿es un caso aislado este? ¿Cómo es realmente la vida actual de Camilín? ¿Cómo se encuentra de sus adicciones, confesadas por su madre? Y sobre todo, ¿cómo es su día a día en casa? JALEOS conoce todas las respuestas después de haberse puesto en contacto con el entorno del joven cantante. 

Camilo paseando por las calles de Madrid. Gtres

Se desliza a este periódico que aquella no fue la primera vez que Camilo Blanes elevó el volumen de la música en casa, intramuros. Y tampoco fue el primer altercado con un vecino. Al menos, no fue la primera ocasión en la que se le transmitió el malestar. Lo que ocurrió hace unos días ha pasado anteriormente. Pero se desmiente que se trate de fiestas multitudinarias, como las que tanto se acostumbra a ver en estos días de pandemia. Nada que ver. En todo caso, como única invitada a los festejos caseros de Camilín está su pareja sentimental, María, de la que pocos datos se conocen, salvo su gran influencia, para bien, en él.  Una persona que conoce bien a Camilo hijo sostiene que "no está bien", continúa atravesando graves problemas, en esta ocasión de autoestima, añadidos a los que ya son conocidos, más controlados. Camilo "está en un serio bache". Anímicamente, "está muy tocado". Lo que antes era una honda preocupación por las 'noches locas' de fiesta por Madrid, hoy la inquietud del entorno del hijo del artista de Alcoy tiene otro grado, y otra connotación. "Camilo vive en el recuerdo perenne de su padre, tiene una especie de depresión", cuenta una de las pocas personas que pueden presumir de ser amiga. 

Dolencia que también apunta su madre. Nostalgia, añoranza de hijo. No ha superado la muerte de su padre y "son frecuentes" sus bajones anímicos. Se insiste que lo que desde fuera de los muros de casa se puede entender como una gran fiesta donde se presupone la alegría, el jolgorio y los bailes, por dentro la realidad es bien distinta. Camilo hijo "pone, sobre todo, música de su padre". Es una manera de sentirlo cerca, y es verdad que "los decibelios a veces se le van". En otra línea, se hace ver que el entorno de Camilo "no confía demasiado" en que él retome su carrera musical. 

Así lo cuenta su propia madre, que casi confirma la retirada de su hijo de la música: "La muerte de su padre le ha hecho mucho... no quiere ni cantar. Yo le he dicho: 'Ya no lo hagas por dinero, hazlo por sentirte realizado, lo haces muy bien'". La irrupción de su novia en estos momentos ha sido muy importante para Camilo; ella es su pilar y su gran consejera. Este medio ha podido conocer que no viven juntos, pero "hablan todos los días, por mensaje y se llaman y se ven". No conviven, "pero es habitual que María se quede en casa con frecuencia". Lourdes se deshace en halagos hacia su nuera: "Las recaídas cada vez son más espaciadas, su novia María ha sido una bendición". 

Lourdes, madre y secretaria

Las imágenes que Camilo Blanes compartió con sus seguidores durante un directo de Instagram hace unas semanas hicieron sonar la voz de alarma. El hijo de Camilo Sesto aparecía frente a la cámara de su teléfono móvil con mal aspecto y evidentes síntomas de inconsciencia, un estado calamitoso que no es la primera vez que presenta el heredero universal del cantante. Las adicciones del joven son conocidas públicamente desde hace mucho, situación que propició que existiera un gran distanciamiento con su padre durante sus últimos años de vida.

Pese a que la relación no era todo lo fluida que lo fue antaño, tras la muerte del artista, Camilín regresó a España junto a su madre, Lourdes Ornelas. Una mujer que lleva años intentado cuidar de su hijo. Hace unos días, la mexicana entró en directo vía telefónica en el programa Sálvame, donde narró la difícil situación que vive junto a su hijo a consecuencia de sus malos hábitos.

Lourdes y su hijo Camilo en la casa de Torrelodones. Gtres

Un testimonio desgarrador en el que no ha tenido reparos a la hora de poner nombre a la enfermedad que padece su primogénito. "Yo estoy pendiente de él, pero en México las cosas son diferentes y le puedo coartar las cosas que hace, aquí no puedo estar detrás de él con un bate", confesaba Lourdes, que en un alarde de sinceridad aseguraba: "No es tan fácil incapacitarlo".

"Desgraciadamente, cuando él está así, no está consciente. No le disculpo, pero es así. Cuando está bien se da cuenta. Es muy difícil este tipo de casos, yo le ayudo en todo lo que puedo, pero estoy agotada. Es un problema de salud. Siempre me dice que no va a volver a pasar, y yo le digo que se vea en los vídeos para que se dé cuenta. Llevamos mucho tiempo con esto y la cabeza no me da para más", afirmó Lourdes Ornelas, que aclaraba que su propósito de estar en España no es otro que ayudar a su hijo, y no como otras voces apuntan.

[Más información: El duro aniversario de la muerte de Camilo: "Sigue en una urna de 25 centímetros, ¡dónde está su panteón!"]