Elena Moure, matriarca de la familia Tablada, ha fallecido este martes a los 93 años de edad a consecuencia de la Covid. La abuela materna de Elena Tablada (39 años) ingresó el pasado viernes en un hospital a consecuencia de padecer algunos de los síntomas del virus, enfermedad que horas después le fue diagnosticada y que no ha podido superar. 

Noticias relacionadas

Elena Moure junto a sus cuatro bisnietos, hijos de sus nietas Elena y Naele Tablada. Instagram

Pese a su avanzada edad, Moure se encontraba en perfecto estado físico y mental, algo que ha demostrado en sus últimas apariciones públicas en las que siempre iba a acompañada por sus hijas. Una espléndida salud que se ha visto mermada a consecuencia de la Covid. Moure, a la que su familia llamaba de manera cariñosa 'mami', ha contado siempre con la enorme estima de su familia, que tomaba muy en cuenta toda y cada una de sus decisiones. Una mujer de carácter que siempre protegió públicamente a los suyos y que hace escasos meses decidió abandonar su domicilio habitual en Madrid, para mudarse a casa de su hija Viviana. 

Una de las últimas imágenes públicas de Moure fue publicada por su nieta Elena el pasado mes de junio, cuando aprovechó una reunión familiar para fotografiarla en compañía de sus bisnietos. Un post de Instagram en el que la diseñadora hacía alarde del gran orgullo que sentía por su recién fallecida abuela. "Momentos mágicos de un legado tan especial que nos dio raices para no olvidar de donde venimos y alas para volar a donde queramos. Yo tuve la suerte de poder disfrutar de dos bisabuelas hasta los 13 y 18 años, y el gran valor a la vida y respeto a los mayores me lo regalaron ellas. Hoy puedo llenarme de felicidad al ver a mis dos princesas y sobrinos disfrutar de la suya. 'La mami' con sus cuatro bisnietos por fin juntos", escribía la socialité

Elena y su esposo, el cirujano plástico Jorge Tablada, llegaron a España procedentes de Cuba, su país natal, en 1970, convirtiéndose en uno de los matrimonios más asiduos en las fiestas de la 'jet set' del momento. El gran éxito profesional que el doctor estético cosechó en nuestro país le otorgó gran popularidad a su apellido, fama que se vio acrecentada por la constante asistencia y participación de Moure a los eventos celebrados entonces. 

Pese a que su nombre era ya muy popular dentro de la sociedad madrileña, fue la relación de su nieta Elena con el cantante David Bisbal (41), en el año 2005, lo que provocó que los Tablada se convirtieran en objetivo de la prensa del corazón. Un noviazgo del que nació la primera hija de ambos, Ella (10), y que terminó de una manera poco amistosa en el 2011. Motivo por el que Elena Moure, que siempre ha tenido una excelente relación con su nieta, no dudó jamás en defenderla públicamente ante los escándalos que acontecían. 

Elena Moure junto a sus hijas, Elena y Vivivana, y sus dos nietas, Elena y Naele. Gtres

La devoción de la ex del cantante por su abuela era tal, que para su boda con Javier Hungría (38), celebrada en diciembre del 2018, la diseñadora de joyas eligió la iglesia de San Juan Letrán (La Habana), mismo lugar en el que Moure se casó con su esposo 71 años atrás. Un homenaje que hizo de este enlace religioso un momento muy especial para la matriarca de los Tablada, que reconoció haberse emocionado nada más poner un pie en el citado templo. Un detalle que sirve de ejemplo para demostrar la gran importancia que 'mami' tenía en la vida de Elena Tablada. 

[Más información: Elena Tablada madre: "No entiendo la actitud de David Bisbal"]