La última entrevista que ha concedido Lourdes Ornelas, madre del único hijo de Camilo Sesto, ha sacado a la luz los aspectos más desconocidos que rodearon la muerte del cantante. La mexicana ha confesado que se encuentra en una situación límite a consecuencia de las adicciones de su vástago, Camilo Blanes (37 años) -conocido popularmente como Camilín-, que ha sido protagonista en la última semana de un gran escándalo tras dejarse ver en un vídeo en directo vía Instagram en el que se le podía ver en condiciones de inconsciencia. 

Noticias relacionadas

Además de hablar claro sobre la difícil situación que vive, Ornelas ha puesto sobre la mesa un asunto que era totalmente desconocido por los medios hasta ahora: la gestión de la herencia de la estrella musical. Según su testimonio, las personas que se encargaron de solventar el traspaso del capital del ídolo de Alcoy a su heredero universal, Camilín, se embolsaron la nada despreciable cantidad de 400.000 euros. Cifra que, a ojos de la mexicana, resulta totalmente desorbitada. Por si esto no fuera suficiente, entre los individuos que, supuestamente, se "aprovecharon" de su hijo se encuentra el nombre de Lydia Lozano (59). Una grave acusación por la que la periodista afirma que tomará medidas legales. 

Entre los hechos que Lourdes Ornelas narra en la ya citada conversación con el paparazzi Antonio Montero (57) para la revista Lecturas, esta hace alusión a Cristóbal Hueto, administrador y gran amigo de Camilo Sesto. Una persona de vital importancia para la estrella de la canción, que además de gestionar sus asuntos económicos, formó parte del limitadísimo círculo social que le rodeó hasta el final de sus días. La mexicana acusa al gestor de no haber ayudado a su hijo cuando falleció su padre, el 8 de septiembre del 2019, para viajar desde México a España y acudir al sepelio. Razón por la que de manera desesperada se vio obligada a acudir a la colaboradora de Sálvame. Una versión que contrasta radicalmente con la que expone el propio Cristóbal, que habla en exclusiva para JALEOS.

Camilo Sesto junto a Cristíbal Hueto en una de sus últimas apariciones públicas. Gtres

"Tendrá que demostrar todo lo que dice, no es verdad. La persona con la que ella contactó en ese momento, que no era yo, le dijo que se prepararía un dispositivo para traer a Camilo de México a España. Eso se le dijo anteriormente a su hijo, pero se ve que ella no habló con él", dice Hueto, que reconoce no estar pendiente del último escándalo mediático en el que se ha visto inmerso. "Eduardo Guervós -mánager de Sesto- mandó unos mensajes de WhatsApp y habló con Camilín, lo que esta señora está diciendo es una tontería", añade el amigo del desaparecido alicantino, que no oculta estar molesto con las informaciones vertidas recientemente, y concluye: "Si ella llamó a Lydia o a quien sea es su problema". 

Respecto a la gestión de la herencia, el administrador no duda en afirmar que todo se hizo tal y como la estrella musical dejó establecido. Papeleo que él mismo ayudó a gestionar. "La herencia ha ido al 100% al hijo. Se hizo lo que el padre dijo, lo que dejó escrito en un testamento hecho frente a un notario, y ya está. Todo para él", asiente,  desvinculándose así de todo lo que Lourdes cuenta respecto al problema que ha tenido a posteriori con los abogados que le recomendó Lydia Lozano. Inocencia que refuerza revelando que el cantante quiso incluirle en la herencia, gesto de generosidad que él mismo rechazó: "A mí, delante del notario, quiso dejarme algo y yo me negué. Muchos ahora dirán que es mentira, pero fue así. Solo me preocupé de que algunos objetos quedaran a disposición del museo. Nada más".

Camilo Sesto junto a su administrador, Cristóbal Huetos, y su mánager, Eduardo Guervós. Redes sociales

Pero este no ha sido el único asunto en el que el administrador se ha visto envuelto en polémica después de que Lourdes haya alzado su voz. Y es que en la misma publicación citada anteriormente, se le pregunta a la madre de Camilin por qué en los últimos meses de Camilo Sesto padre e hijo no estuvieron juntos. "Pregúntale a Cristobal Hueto. No les interesaba a quienes estaban con él", contestó la mexicana, palabras a las que el gran amigo del cantante también ha respondido. 

"Que no se vieran padre e hijo era problema de ellos. Ellos saben la relación que tenían", asiente Cristóbal, que ratifica que estando en vida, el compositor de Vivir así es morir de amor hizo siempre lo que estimó oportuno. "Camilo ha hecho siempre lo que ha querido. No ha estado ni secuestrado, ni manipulado, ni encerrado, como muchos han querido insinuar. Aquí parece que muchos saben de la vida de Camilo...", afirma contundente, y añade: "Se hacía lo que Camilo Blanes Cortés quería y mandaba. Nada más". Un testimonio que contrasta con la versión que ahora expone la que fuera fan de Camilo Sesto, y que después se convirtió en madre de su único hijo y heredero.

[Más información: Las desgarradoras palabras de la madre de Camilín: "No es tan fácil incapacitarlo"]