En pleno centro de Madrid, frente al templo de Debod y cerca de la plaza de España, Kike Sarasola inauguró hace escasos dos años el Skyline Plaza España, un lujoso apartahotel que prometía ser el hogar de los turistas y personas de negocio que visitaran la capital. Ahora, y tras la pandemia provocada por el coronavirus, el edificio ha cambiado de inquilinos. El empresario está acogiendo a parte del personal sanitario, a las personas mayores y, según se ha desvelado este martes, también a Isabel Díaz Ayuso (41 años), la presidenta de la Comunidad de Madrid. 

Noticias relacionadas

La portavoz del Partido Popular lleva viviendo en este hotel, de manera gratuita, desde que se decretó el estado de alarma, según ha desvelado Vanity Fair. Casi dos meses en los que este lujoso rincón del centro de la capital se ha convertido en su hogar, y casi 60 días en los que ha dejado de pagar los 200 euros diarios que cuesta de manera habitual pasar la noche en esta estancia. 

La presidenta madrileña se trasladó a este apartamento durante su contagio por Covid-19 para no exponer a su pareja, el peluquero Jairo Alonso, al coronavirus. Entonces, hizo trasladar gran parte de sus pertenencias para poder trabajar desde allí, como ordenadores, documentos, las banderas de España y de la Comunidad de Madrid y el retrato de ella saludando al rey Felipe (52) que siempre aparecen en sus videoconferencias.

No obstante, tras recibir el alta el pasado 10 de abril no abandonó el apartamento y según ha anunciado, hasta que se instaure la fase dos (en el mes de junio en Madrid) como pronto no se trasladará a su casa. 

Ayuso se está hospedando en la Royal Suite Skyline, una de las estancias más lujosas que fue diseñado por el estudio Cat in Square siguiendo unas líneas simples y vanguardistas donde imperan las tonalidades básicas.

El apartamento de la presidenta de la Comunidad de Madrid se encuentra situado en la octava planta del edificio, y tiene dos terrazas totalmente amuebladas que le permiten disfrutar de unas excepcionales vistas al Palacio Real, la Casa de Campo y al Parque del Oeste. Balcones a los que suele salir para disfrutar del paisaje y para aplaudir cada día a las ocho de la tarde. "Arcoíris sobre el cielo de Madrid a las 20:00. Es una señal: empieza la remontada", escribió recientemente en su Instagram junto a una imagen donde se la puede ver aplaudiendo en una de las terrazas de su piso. 

Sin embargo, lo que más se ha visto de esta estancia durante la cuarentena ha sido el interior gracias a las videollamadas que ha realizado Isabel Días Ayuso. La suite cuenta con unos 88 metros cuadrados distribuidos en estancias amplias que van desde un dormitorio con baño propio y vestidor, pasando por un amplio salón desde el que suele hacer las conexiones, hasta una cocina integrada para que la portavoz pueda hacerse sus platos favoritos sin necesidad de abandonar el apartamento. 

El hotel también dispone de una gran oferta de entretenimiento, según explican desde la propia web. Además de wifi gratuito para poder hacer videollamadas o navegar por la red, el piso donde se está hospedando Isabel Díaz Ayuso posee una Smart Tv con acceso a las principales plataformas como Netflix, HBO o Movistar.

Antes de la pandemia, la presidenta de Comunidad vivía junto a su pareja en un piso que tiene alquilado en Malasaña de unos 50 metros cuadrados. "Si tengo otras responsabilidades cuando sea presidenta de la Comunidad evidentemente necesitaré una casa de mayor tamaño, con un estudio donde trabajar y armarios más grandes, porque te cambias muchas veces de ropa al día", dijo en una entrevista antes de su nombramiento como presidenta de la Comunidad. 

Díaz Ayuso mantiene una relación sentimental con Jairo Alonso. Ambos se conocen desde niños, pero no fue hasta 2016 tras un reencuentro fortuito cuando comenzaron un noviazgo. 

A pesar de la notoriedad de su pareja, Jairo es un hombre muy reservado con su vida privada. Personas cercanas al peluquero lo describen como una persona "extrovertida, muy empática, un culo inquieto con muchísimo don de gentes y hasta un punto seductor. Pero seductor bien, no ligón", explicaron a Vanity Fair.

La pareja de la presidenta inició su vida profesional trabajando como peluquero y estilista. Tras su paso como responsable de Comunicación y Marketing de las peluquerías Rizo's, trabaja en la actualidad como responsable de Comunicación de Shukran Group, una franquicia de restaurantes de comida de Líbano.

[Más información: Ayuso: "El problema es la densidad de población, todos los vascos caben en el Metro de Madrid"]