Malú (38 años) ha regresado. La expectación era máxima desde que se anunció su intervención de este jueves en el programa de Pablo Motos (54), El Hormiguero Quédate en casa. No es para menos: es su primera entrevista en televisión desde que inició su relación sentimental con el que fuera líder de Ciudadanos, Albert Rivera (40). Tras una lesión de tobillo en 2019, su historia de amor con el político y el anuncio de su embarazo, la intérprete tomaba distancia y optaba por alejarse de los medios y de la música durante varios meses. Hasta este jueves. 

Noticias relacionadas

Malú, por fin, ha reaparecido en televisión en la que ha sido su rentrée más esperada, y lo ha hecho para promocionar el nuevo tema que ha sacado al mercado, Tejiendo alas, una canción que dedica a su primer hijo, que está a punto de nacer. Como ya es costumbre en el espacio de Antena 3 desde que se decretó el estado de alarma, la artista ha charlado con Motos a través de una videollamada desde el domicilio que comparte con Albert a las afueras de Madrid. Y lo ha hecho desvelando el sexo del bebé que espera junto a Rivera: "¡Es una niña!"

Malú durante su entrevista con Motos. Atresmedia

Con un fondo neutro y vestida de manera informal con un jersey negro, la cantante ha comenzado la entrevista asegurando que echaba de menos a todos. "Tengo muchas ganas de achuchaos". Tras esto, y como era de esperar, Motos se ha interesado por su embarazo: "Ya queda poquito, tengo muchas ganas de tenerlo en mis manitas y verla". La cantante ha desvelado que este momento de gestación es, para ella, el más bonito de todo el proceso: "Es lo más bonito. Al principio era todo raro porque te hinchas, no entiendes bien qué está haciendo tu cuerpo, hay muchos cambios. En cuanto ya empiezas a notar el pie por un sitio, la manita... Te quieres morir. Tu barriga es lo más bonito". 

Ella es una afortunada, como ha hecho constar en El Hormiguero: "La verdad es que estoy teniendo un embarazo fácil y bonito, cómodo. Estoy teniendo insomnio desde el principio, porque no duermo. Ya estoy empezando a estar más incómoda, pero como dice mi ginecólogo, está siendo un gran embarazo". En lo que respecta a la cogida de peso, Malú bromea: "He engordado bastante. Tengo la cara alargada, y no lo parece, pero parezco Fiona la de Shrek. He engordado". Como toda madre, siente antojos: "Me ha dado por el huevo frito a todas horas porque el bebé te chupa todo el azúcar". 

En un momento dado de la conversación, la pareja de Rivera aborda la cuestión del alumbramiento. Teniendo en cuenta la gran crisis sanitaria que vive el país por el coronavirus, se sincera: "Estoy tranquila, confío mucho en nuestros sanitarios. Meterte en un hospital es verdad que te da miedo, pero no lo tengo de contraer el Covid-19 en un hospital. Todavía queda un poco y con un poco de suerte nos saltamos esta pandemia. Tenemos una sanidad que chapó". 

Tras desvelarle a Motos que está esperando una niña, Malú -que en ningún momento ha nombrado a su pareja sentimental más allá del empleo del plural en sus manifestaciones-, se ha relajado y ha contado las 'peleas' que tiene con Albert con respecto al nombre de su bebé: "El nombre todavía no lo hemos decidido, hemos pensado que ese tipo de conversaciones las tendremos más adelante. Queremos verle la cara. Nos entendemos muy bien de momento. La discusión vendrá después". Y tira del humor: "En ese momento, si añades algún tipo de chantaje rollo 'ay, tengo mucho dolor...' terminas ganando". 

Y para terminar, la cantante ha hablado de esa nueva canción que ha sacado al mercado dedicada a su hija, Tejiendo alas: "Es un cachito de mi alma. Es un lugar en el que necesitas contarle a tu hija cómo le tejes sus alitas para empezar a volar. Cuando la escribía lloraba, era importante el decirle que estoy aquí, que soy su madre. Que siempre estaré para cuando esas alas fallen y ponerle mis alas debajo para protegerla, para decirle que todas las trabas en el camino se pueden vencer. La única pretensión era la de hacerle un regalo a mi niña". Y remata, un tanto emocionada: "En la canción le vengo a decir que logrará reconocerme por el ritmo de mi corazón". 

El escenario elegido para el regreso mediático de Malú no es baladí. Sabido es que la cantante mantiene una estrecha relación con Pablo Motos desde hace años. Han sido varias las ocasiones en que la cantante ha visitado el espacio de las hormigas más famosas de la tele, pero nunca antes con el interés que la envuelve en la actualidad, derivado, en parte, a ese confinamiento y aislamiento que se ha impuesto en estos últimos meses.

A punto de ser madre

Fue en diciembre de 2019 cuando Malú y Albert Rivera, con la misma fotografía de un chupete y el mismo mensaje, anunciaron a través de sus redes sociales que se encontraban felices de poder desvelar que se convertirían en padres de su primer bebé en común en los próximos meses. "Ahora sí... Me emociona muchísimo poder compartir con vosotros este maravilloso regalo que nos ha hecho la vida: ¡Vamos a ser papás! Nos gustaría vivir este deseado embarazo con la mayor tranquilidad para poderlo disfrutar como merece. Una vez más, gana el amor", fueron las palabras de la pareja.

Tan solo un par de meses antes, a principios del mes de octubre, empezaron a brotar los primeros rumores sobre el posible embarazo de la artista. Malú tuvo una pequeña reunión privada con un seleccionado grupo de fans y ella misma admitió que "había engordado". La prueba definitiva fue una fotografía en la que la intérprete de Sin miedo a nada aparecía junto a una seguidora y en la instantánea se apreciaba perfectamente una incipiente barriguita de premamá. Su rostro también dejaba de ser tan afilado como de costumbre y su ropa era mucho más holgada. El principio de su proyecto más feliz y personal que está previsto que llegue al mundo el próximo mes de mayo.

En los meses posteriores la pareja ha tratado de mantener el embarazo en la más estricta intimidad. Muy recelosos con su vida privada, han permanecido alejados del foco mediático y, salvo contadas excepciones, no han ofrecido ningún tipo de declaraciones. Sin embargo, hace poco más de un mes la artista sorprendió a sus seguidores al responder algunas preguntas en Instagram y desvelar cómo estaba viviendo estos meses. "El embarazo va muy bien. Desde el principio ha sido fácil, he tenido mucha suerte, porque afortunadamente no ha sido de vomitar, sino genial, todo me ha sentado bien. De hecho, todo me sienta demasiado bien. Menos mal, porque en el confinamiento se come mucho", aseguró. 

"Estoy cada vez más gorda, con barrigón, hay días que me cuesta un poco más, te das cuenta de que respirar te cuesta, pero estoy encantada y está siendo muy fácil. Ahora que en vez de confinados estamos confitados, porque yo tengo muchas ganas de comer y de llorar... ¡Tengo las hormonas...!", explicó como cierre la intérprete de Toda.

[Más información: Primeras palabras de Malú desde que está embarazada: "Tenía ganas de contar cómo me sentía"]