La madre del periodista Antonio Montero (57 años), Ana María Vázquez, ha fallecido tras años batallando contra el alzheimer que padecía. Así lo ha anunciado su propio hijo a través de las redes sociales. A modo de despedida, el colaborador de Sálvame ha hecho pública la triste noticia junto a unas emotivas y desgarradoras palabras. 

Noticias relacionadas

"Adiós, Mamá. Ya estás en la eternidad, donde el tiempo no existe. No hay lágrimas, solo esperanza. Todos estamos ya contigo en el Reino del Amor. Ya tienes todas las respuestas. Tantos años de alzheimer han servido para que papá te haya cuidado hasta el final y nos haya demostrado lo que es el Amor verdadero. Hacía setenta años que os conocíais y os amábais. ¡Qué maravilla!", ha posteado el profesional gráfico. 

Además, ha recordado los mejores momentos a su lado: "Qué vida más divertida y emocionante hemos vivido juntos: vuestros cinco hijos. Qué manera de guisar más intuitiva y genial. Cómo te gustaba bailar 'de coronilla' y cómo te gustaba viajar. Qué buenas amigas has tenido. Cómo has disfrutado siempre de la vida. ¡Qué genio más divertido! Qué entrega más absoluta a tu familia. Mamá, vas a estar siempre con nosotros y nosotros contigo porque la mayor parte de ti está en nuestro corazón para siempre. Espéranos en el cielo y sonríe que todos estamos bien". 

El cáncer de Antonio Montero

Esta triste noticia para el paparrazo llega en un delicado momento para él, después de haber anunciado hace unas semanas que padece cáncer. "Pensé que me había dado un golpe. Al cabo de una semana vi que eso seguía ahí. Eso fue en junio y hasta que no volví en septiembre a Madrid no fui al médico. Estando en urgencias con un familiar mío por otra cosa, aproveché y pregunté, me lo vio un médico, me hicieron una resonancia y me dijeron que no sabían qué era", comenzó a relatar. 

Antonio Montero en el momento de su confesión de salud. Mediaset

Y continuaba: "Me puse en contacto con mi traumatólogo y me dijo que había que quitarlo. Me hablaron de hacer una biopsia. Me quitaron el bulto, era como una pelota de tenis que estaba metida en el muslo. Seguí viniendo al programa. A los 15 días fui a quitarme los puntos y en lugar de estar allí mi médico, estaba el director del hospital con un oncólogo".

Tras varias pruebas, sus médicos le desvelaron el diagnóstico: tenía un tumor maligno. "Tenía un bulto grande en el músculo sartorio. Es un músculo que atraviesa la pierna desde la rodilla hasta la cadera. En ningún momento tuve miedo. Era yo quien calmaba a mis médicos. Si la tengo que palmar, la palmo. Mi muerte no me preocupa porque Dios me va a perdonar". 

Una actitud positiva que destacó su exmujer, Marisa Martín-Blázquez (56), durante su puesto de colaboradora en Viva la vida hace unas semanas. Con la voz rota en determinados momentos de su relato, la periodista subrayó la entereza de Antonio en este difícil momento: "Antonio es una persona muy positiva, no es nada dramático. No vamos a hablar con eufemismos, se llama cáncer". Y lanzó una oda de esperanza: "Lo ha transmitido de una manera súper positiva para alentar a la gente, hay esperanza, hay vida... Tenemos unos médicos fantásticos en este país". 

Y habló de cómo encajó ella la noticia: "Yo bien, estoy bien. Ser fuerte no es ningún mérito. En mi caso es algo que me lo trasladó mi padre. Mi padre tenía una filosofía alucinante. Decía que no hay que preocuparse, hay que ocuparse. Cuando las cosas tienen solución hay que ponerse a solucionarlas, y si no tienen solución, te tienes que olvidar. Se dice muy sencillo, pero es la pura realidad. Con ese espíritu he sabido manejarme en estas situaciones. Tengo cierto callo. No consigues nada desde la tristeza, nada desde el desánimo, nada cuando te hundes en la miseria". 

[Más información: Antonio Montero confiesa que tiene cáncer: "Si la tengo que palmar, la palmo"]