Alberto Herrera (28 años), el hijo de Mariló Montero (54) y Carlos Herrera (62), ha cumplido uno de sus sueños: presentar en solitario el programa radiofónico Área 27, en RockFM y de viernes a sábado. El joven emprendedor ha realizado unas declaraciones en las que habla de esta ilusionante etapa, hace un viaje por toda su trayectoria vital y cuenta que su afición por la música y las ondas viene de muy atrás: "Ya de crío echaba un vistazo a los vinilos de mi padre".

Noticias relacionadas

Alberto Herrera Montero casi no necesita presentación. Nació y se crió en Sevilla y es hijo de madre navarra y de padre almeriense criado en Barcelona. Sus primeras aficiones son la música y el Betis. "Supongo que todo empieza a finales de los 90. Todavía era un crío, pero recuerdo con cierta ternura esos ratos ya eternos, pero fugaces a su vez, en los que tras el hueco que deja una puerta entreabierta ojeaba cómo mi padre, en sus ratos libres, echaba un vistazo a viejos vinilos que seleccionaba de su extensa biblioteca musical con el mismo cuidado con el que tratas unas zapatillas nuevas", ha continuado con su relato. 

Y añade: "Lo que me enganchó a este mundo fue ese cariño por lo puro, por la calidez que te proporciona el sonido de la caída de una aguja sobre un vinilo que automáticamente da paso a eléctricas como las de Mink Neville, Clapton o Knofler, a voces como las de Aretha, Joplin oCocker, pianos como el de Wonder, Joel o Dr John o ritmos como los de Baker, Moon o Watts". 

Comienza a tocar la guitarra y el piano a todas horas, a investigar y aprender sobre música. Esos primeros años, Aberto realiza trabajos de todo tipo para ganar algún dinero; desde servir copas hasta trabajar en una fábrica de hierros pasando por caterings de todo tipo u organización de eventos. Si algo tiene Alberto Herrera es que tiene muy presente a sus padres y la profesión como periodistas de ambos. Su primera aparición en la radio es muy temprana; con siete u ocho años participa en una sección en la que varios contertulios de su misma edad comentan de forma divertida la jornada futbolística de esa semana, cada uno defendiendo a su equipo.

Aunque su relación con la radio es algo que viene de muy lejos, algo a lo que no quería dedicarse. Sin embargo, a raíz de su participación en Herrera en COPE con su sección Te lo explico, su progenitor descubre una pasión oculta, el micrófono: "Es esa sensación de escuchar un sonido del que te sientes parte, sin que sea necesaria una invitación, nada más suenan tres acordes. Mi pasión por la radio comienza en casa; supongo que haber crecido entre micrófonos y haber trasteado en estudios durante toda mi vida me ha empujado en cierta manera".

"Quién me iba a decir que años después de escuchar esos inicios de la Rock& Gol y pasar tantos años sintonizando mi emisora favorita iba a acabar formando parte de ella. Es para mí un honor aportar, modestamente, mi grano de arena para que el rock siga vivo. Larga vida al rock and roll", ha comentado el joven. Alberto pretende cada viernes a las doce de la noche trasladar al oyente a un tiempo y a un momento determinados cuando suenen los primeros acordes de una canción. Considera que su relación con la radio ha sido lo normal y natural. Sin darse cuenta y sin pensar en ello, ha pasado a ser protagonista: "He pasado de vivirla en tercera persona a formar parte de ella".

El estreno de Área 27 pretende ser la tarjeta de presentación del nuevo espacio de RockFM. Cuentan desde la emisora de radio, y el propio hijo de Carlos Herrera secunda, que "el primer Área 27 evoca parte de aquella famosa trifulca entre las dos voces cantantes de los 'cuatro jinetes de Liverpool' y cómo se tiraban beef en sus primeros álbumes en solitario. No faltarán a la cita las guitarras de Knofler y Billy Gibbons, dos de los guitarristas que embelesaron al mundo con estilos distintos pero un mismo destino".

Carlos Herrera y Mariló Montero contrajeron matrimonio en la localidad madrileña de Aravaca en el año 1991. Fruto de su relación nacieron dos hijos, Alberto Herrera Montero, el más desconocido del clan, que es un apasionado de la música, y Rocío Herrera Montero (25). Ésta última, modelo de profesión, decidió despojarse de sus apellidos originales para adquirir el de Crusset, el segundo de su padre, es decir, el apellido primero de su abuela paterna. 

[Más información: Guerra total entre Carlos Herrera y Mariló Montero: sabemos el motivo de su enfrentamiento]