Hace unas semanas se conocía el acuerdo entre Camilo Blanes (37 años), Camilín, y los que fueran hombres de confianza de su padre, Eduardo Guervós y Cristóbal Hueto, para dar luz verde, por fin, al museo de Camilo Sesto en Alcoy. Se producía el ansiado acercamiento entre las partes para cumplir con los deseos del mítico cantante. Esa fue la última noticia que se vertió sobre él mediáticamente después de que apareciese brevemente en un programa de televisión para asegurar que estaba bien y que no tenía ningún problema de adicciones. Desde entonces, semanas de silencio. 

Noticias relacionadas

Ahora JALEOS conoce nuevos detalles del joven. Sabido es que en las últimas informaciones se hablaba de que había centrado todas sus energías en la producción de su disco, que vería la luz en 2020 y en el que incluiría un homenaje a su padre. Sin embargo, ¿en qué punto de encuentra ese proyecto? Este periódico se puso hace unos días en contacto con José Muro, abogado y representante de Blanes, quien aseguraba, escueto: "Nadie sabemos nada porque llevo sin hablar con Camilín desde antes de Navidad"

Y nada ha cambiado desde ese mensaje. El joven sigue 'desaparecido' en combate y el disco, "parado", como ha hecho constar Muro en las últimas horas. Lo cierto es que las esperanzas de que ese proyecto vea la luz son cada vez más endebles. Al menos, una fuente cercana a Camilo Blanes asegura que "de volver a ponerse las pilas sobre el disco, será difícil que este salga al mercado este 2020". En esa línea, se explica que el joven "está haciendo una vida muy tranquila y ha optado por apartarse de los medios un tiempo para buscar la tranquilidad que necesita". Una 'desaparición' voluntaria. 

"Está bien", es la única respuesta que se desliza. Se rodea de un "círculo de  amigos" muy reducido y se apunta a que la relación con su madre "está mejor". Hay que recordar que en octubre de 2019, este medio pudo conocer la identidad de la discográfica que estaba detrás del disco de Camilo Jr: Universal México. Se apuntaba que la intención del hijo de Sesto era labrarse un nombre musical aquí en España, después de que su estela en México no haya sido todo lo alargada como se esperaba. 

Su herencia, ¿en peligro?

En diciembre de 2019 la madre de Camilín, Lourdes Ornelas, rompía su silencio para explicar la delicada situación por la que atravesaba su hijo: "Mi hijo está enfermo y necesita ayuda"Sin duda, un grito desesperado de una madre que ya no sabía qué hacer para proteger y ayudar a su vástago de los problemas de salud que padece y que, tras la muerte del cantante, se habían acentuado peligrosamente.

Una situación complicada, prácticamente límite tras la última salida nocturna que protagonizó Camilín, que se saldó con él desorientado por la calle y sin documentación alguna. Se temía entonces ya no solo por su salud -lo más importante-, sino también por esa millonaria herencia que heredó el joven de su internacional padre. Según pudo conocer este medio, esa masa monetaria estaba "en serio peligro" y había provocado que Lourdes, con todo el dolor de una madre angustiada, estuviese "asesorándose con sus abogados". 

Ornelas confesaba que el joven ha estado en tratamiento en varias clínicas tanto en Madrid como en México, donde residía hasta la muerte de su padre, aunque en ninguna ha conseguido curarse, por lo que la madre del joven ha decidido recurrir a la vía legal para ayudarle. "He contratado a uno de los mejores abogados de España y voy a tomar cartas en este asunto", revelaba Lourdes, que no estaba dispuesta a rendirse. "Soy una superviviente. Voy a luchar hasta el final con todas mis fuerzas para sacar adelante a mi hijo", concluía.

El principal escollo que se presentaba entonces era que Camilo Blanes no aceptaba el alcance de su gravedad. Se negaba a asumir por lo que está pasando: "El problema es que él no reconoce el alcance de su problema y Lourdes está desesperada porque nadie lo hace entrar en razón". Se aclaraba al punto de que el joven cantante estaba "muy solo en España". Sea como fuere, se trata de una situación agónica para Lourdes Ornelas y su mayor sueño es volver a contar con su hijo libre de dependencias: "Es alguien que, sobrio, es un encanto y un ser bondadoso y con ambiciones". 

[Más información: El lavado de imagen de 'Camilín': su estrategia para no perder la herencia de su padre]