Hace una semana el nombre de Gabriel Rufián (37 años) cobraba protagonismo en los medios de comunicación por un asunto que nada tiene que ver con el debate de investidura o con su labor como político y portavoz adjunto de Esquerra Republicana de Catalunya, ERC. El motivo de su otra realidad mediática se debe al plano sentimental. Y es que, su exmujer Mireia Valera (35) -con la que tiene un hijo en común, Biel, y de la que se divorció hace algo más de un año- posteaba un mensaje en su red social en el que se arrepentía de haber perdido a su exmarido. 

Noticias relacionadas

"Le lloré todos los días, tardes y noches. Le supliqué mil perdones y deseé cada hora su vuelta", reflexionaba. Coincidiendo con las jornadas para la formación de un nuevo gobierno, Valera lanzaba este desgarrador mensaje de mujer enamorada. Pero, ¿quién es Mireia? Ella es filóloga hispánica, pero tiene muchas otras aficiones, algunas de ellas las ha compartido públicamente con Rufián. De hecho, en junio de 2018 el político colgó en su cuenta un vídeo en el que bailaba junto a su por entonces mujer.

Gabriel Rufián, Mireia Varela y el pequeño Biel.

Ambos se movían al ritmo del chachachá mientras sonaba de fondo una una versión de Moves like jagger, de Maroon 5 y Christina Aguilera. Ese vídeo causó un gran revuelo, pero no fue el único que compartió con sus seguidores Gabriel. Antes ya había demostrado la pareja su pericia con el tango. Además, debido a sus orígenes andaluces Valera es una gran amante de las sevillanas. Y así lo ha demostrado en más de una ocasión a través de sus redes sociales. Lo cierto es que el baile es tan solo un pasatiempo para la exmujer del político. Lo que pocos conocen es que, pese a que su exmarido se ha erigido como uno de los grandes activistas del independentismo, es una experta en el manejo del castellano. No en vano, está graduada en Lengua y Literatura española, cuenta con un máster en Lengua Española, Literatura Hispánica y Español como Lengua Extranjera por la Universidad Autónoma de Barcelona. Además es doctorada, con su tesis Silencio en Max Aub.

Más allá de eso, su inquietud y afán por aprender y enseñar la ha llevado a colaborar en proyectos como El Corpus del Español del Siglo XXI de la Real Academia Española y se ha convertido en integrante del Grupo de Estudios del Exilio Literario -GEXEL-, cuyo objetivo principal es "reconstruir la memoria histórica, cultural y literaria del exilio español de 1939". No solo plasma su sapiencia en estos cursos y a  través de sus logros académicos, Mireia dispone de su propio blog personal, donde vuelca sus inquietudes y reflexiones, Esos locos filológos.

Pese a su fuerte inclinación española, Mireia no descuida el catalán en su blog. En otro orden de cosas, ha sido articulista en los periódicos El Matí Digital y Món Terrassa. Y para rematar su currículo, Valera es una mujer polifacética. Como prueba, un botón: ha sido locutora en el programa Más que Twitter, espacio de actualidad política y cultura que compartió con Rufián y otros miembros de ERC como Sergi Tarrés y Jaume Vidal.

Sus desgarradoras palabras 

Para estrenar el año 2020, Mireia Valera publicó un post en Instagram en el que se lamentaba de haber roto su relación con Rufián. Estas fueron sus demoledoras y adoloridas palabras: "Despedí 2018 llorando sabiendo que perdía al amor de mi vida. Le lloré todos los días, tardes y noches. Le supliqué mil perdones y deseé cada hora su vuelta. Centenares de noches en vela. Sufrimiento inconmensurable. Aislamiento del mundo. Dolor a la gente que me rodeaba. Incomprensión del prójimo, terapias y medicación. Discusiones sin fin. Dolor, dolor y más dolor", comenzaba la misiva de Varela.

Y continuaba expresando: "He despedido 2019 llorando sabiendo que ya no podré recuperarle. Lloro en este 2020 por perder al amor de mi vida, al que escogí como padre de mi hijo, a mi mejor amigo, a mi apoyo incondicional, a mi alma gemela, a mi amante fiel, a mi eterno defensor, a mi paciente protector, a mi infatigable luchador por mí, a mi sueño de familia ideal. No he perdido a una persona en mi vida, he perdido parte de mí misma en él. Hay cosas que el tiempo no puede curar, ni ocultar, ni cicatrizar. Hay heridas eternas. Hay amores que no mueren. Hay personas que no se olvidan. Hay momentos que no se superan. Hay errores que no se perdonan". La conclusión de Mireia es la rendición. Asume el amor como una batalla en la que ella ha resultado perdedora: "La felicidad ni se busca ni se alcanza ni se encuentra, se construye. La vida son batallas; a veces hay que luchar y otras hay que saber rendirse. Y yo me rindo".

Gabriel Rufián y Mireia Valera mantuvieron una relación de casi diez años. Fruto su matrimonio nació el único hijo de la pareja, Biel, que el pasado 12 de octubre cumplió 8 años. Tras la separación de la pareja, que tuvo lugar a finales de 2018, Rufián y Valera comenzaron vidas por separado. En este tiempo, y según las palabras Mireia, aún no se ha recuperado de aquella ruptura. No obstante, el portavoz de ERC parece que ha clausurado un capítulo sentimental de su vida para comenzar uno fresco y renovado. El pasado verano inició una relación amorosa con la periodista Marta Pagola, jefa de prensa del PNV en el Congreso de los Diputados.

[Más información: El desgarrador mensaje de la ex de Gabriel Rufián: "Lloro al saber que no podré recuperarle"]