Se acabó el amor entre Alba Díaz Martín (19 años) y el empresario Javier Calle Mora (32). Su ruptura sentimental, anunciada este domingo por la hija de Vicky Martín Berrocal (46), sigue siendo actualidad informativa tras las reacciones de su entorno, que en líneas generales guardan silencio y apoyan a los jóvenes en esta difícil decisión. Y aunque de cara a la galería ambos se han deshecho en halagos con mensajes positivos cargados de buenos deseos mutuos, la realidad es que antes de la ruptura, la pareja vivió una crisis online, tal y como pudo comprobar JALEOS

Noticias relacionadas

Entre el viernes y el sábado, Alba Díaz decidió bloquear en su cuenta de Instagram a su entonces pareja, Javier Calle. El marbellí no constaba en su lista de seguidores, ni de seguidos. Tampoco aparecía su etiqueta en las fotos de la galería de Alba, donde Calle Mora ha cobrado un gran protagonismo desde que viera la luz la noticia de su noviazgo, hace exactamente un año.

Un bloqueo momentáneo y temporal que duró apenas unas horas pero que fue suficiente para que sembrase la duda del quiebre amoroso entre ellos, tal y como al final resultó ser. La primogénita de Manuel Díaz 'El Cordobés' (51) dio un paso atrás el domingo y decidía volver a contar con Javier Calle entre sus seguidores para publicar la romántica imagen con la que daba por finalizada su breve pero intensa historia de amor. 

Alba Díaz Martín y Javier Calle en una imagen de su Instagram.

"Desde hace unos días, mi cabeza empezó a dar vueltas, sé que no tengo que dar explicaciones pero las voy a dar porque no nos merecemos que de algo tan bonito puedan salir cosas tan horribles. Me he dado cuenta de que tengo mucho que aprender y mucho que madurar para estar con una persona tan correcta y madura como Javi. Siento que soy un bebé y que tengo toda la vida por delante para pegarme la hostia y volver a levantarme y que tengo que volar y convertirme en quien quiero ser. Y el gracias a dios ha hecho esto posible. Te quiero más que a mi vida, mi pollo. Y siempre voy a ser tu familia. Es una decisión que he tomado yo, ¿me duele? Claro que me duele. Pero a veces hay que sacrificar", comentaba, entre otras cosas, la única hija de la diseñadora onubense. 

Para evitar que las interacciones llegasen a la cuenta de Instagram de Javier, Alba optaba por no etiquetarlo en la instantánea con la que se despedía ni tampoco mencionarlo en el emotivo texto que acompañaba a la imagen. Pero él ya volvía a encontrarse en el grupo de los 194.000 followers de la estudiante con residencia en París. La imagen de ambos, mirándose, enamorados, aparecía en su timeline natural y el malagueño decidía responder al impresionante comunicado de despedida del que era coprotagonista. 

"Preciosa de mi corazón, no se puede ser mejor persona, tener un alma más limpia y más bonita que la tuya, una vida entera por delante llena de etapas por descubrir. Sin duda me vas a tener siempre aquí para todo lo que necesites, igual que sé que yo te tendré a ti, esto tan bonito que hemos vivido será para toda la vida, gracias por tanto pequeña mía. Te quiero, pero de verdad, cuando esa palabra se dice de verdad, notas el alma", deslizaba Calle Mora.

En la misma línea aunque 24 horas más tarde, Javier rompía su silencio también en su cuenta de Instagram y lo hacía con una fotografía de archivo tomada en el Palacio de Versalles en Francia y junto a ella, un pequeño texto con una reflexión sobre la vida, lo bello y cómo no, el amor.

"Viva lo bonito, lo bello de la vida, dure lo que dure. Apreciar, valorar, sentir y quererse, al entorno, a uno mismo, vamos a quedarnos con todo los detalles, con toda la magia y eso sí va a ser eterno. Gracias", afirmaba Javier, junto al emoji de un pollito amarillo -el que siempre usaba en sus mensajes de amor con su pareja-. Ante este mensaje, por el contrario, Alba ha optado por dar la callada por respuesta. ¿Nada más que decir?

[Más información: La reacción de Coki Prieto ante la ruptura de su exmarido Javier Calle y Alba Díaz]