Yurena (49 años) ha celebrado este miércoles una emotiva misa funeral para ofrecer el último adiós a su madre, Margarita Seisdedos, fallecida la semana pasada a los 91 años de edad. Un noche repleta de emoción donde la artista ha estado rodeada de sus familiares y amigos más cercanos. 

Noticias relacionadas

Visiblemente abatida y sin parar de llorar, Yurena ha querido agradecer a todos los medios allí congregados el apoyo que ha recibido desde la pérdida de su madre. "Muchísimas gracias, me encuentro muy mal. Solamente quiero decir unas palabras. Gracias. Gracias de todo corazón en mi nombre, en el de mi padre y, sobre todo, en el de mi madre", ha comentado a la salida de la iglesia. 

"Muchísimas gracias por vuestro cariño y vuestro apoyo en los días más difíciles de mi vida. Gracias, os quiero", ha explicado la artista, que llevaba los ojos llorosos ocultos tras unas grandes gafas de sol. 

Yurena ha asegurado que todavía está muy mal por la muerte de su madre.

Yurena ha estado acompañada de algunos de sus amigos más cercanos, entre los que han destacado personajes de la talla de Vicky Larraz (56), Pablo Sebastián o la polémica Regina Dos Santos (69).

Varios años luchando contra el alzheimer

Margarita Seisdedos, la madre de Yurena, falleció el martes 22 de octubre a los 91 años de edad, tras una larga lucha contra el alzheimer. "Han pasado cinco días y hay momentos en los que no me puedo creer que no esté a mi lado. Llevaba seis años con alzheimer, no reconocía a nadie. Yo veía que se iba deteriorando. Ha sido la mejor mamá del mundo, se ha dejado la piel por mi", aseguró emocionada en el plató de Sábado Deluxe

La artista explicó que una de las cosas de las que se arrepiente es de no haber podido acompañarla en sus últimos momentos. "Tenía que grabar un spot promocional. He dejado muchos trabajos por estar al lado de mi madre, pero ese no podía dejarlo", afirmó. 

"Cuando a las 22:30 me llamó mi padre para decirme: 'Mamá ha muerto', me quedé desolada. No tenía que haber ido a hacer ese spot y tenía que haber estado junto a mi madre en estos momentos. ¿Y si abrió los ojos y no me vio? Me siento muy culpable por eso", explicó Yurena visiblemente afectada.

"Estoy que no puedo comer, no sé qué hacer con mi vida", continuó, "pero hay algo que me da mucha fuerza y creo que es el lugar para agradecer a tantístimas miles de personas que con sus comentarios públicos y privados, a través de diversas redes sociales, me han dado tanto cariño y han dicho palabras tan bonitas hacia mi mamá y hacia mí. Gracias, porque me habéis ayudado mucho".

[Más información: Yurena, desolada: "Me arrepiento de no haber estado con mi madre en sus últimos momentos"]