La medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa (56 años) continúa desaparecida. Este lunes por la mañana, la Policía Nacional, la Guardia Civil, los organismos de emergencias y un generoso grupo de voluntarios han reanudado la búsqueda de la exesquiadora, que permanece en paradero desconocido desde el pasado 23 de agosto y cuyo coche, un Mercedes Clase A de color negro con matrícula 0213 CKD, fue localizado este domingo en el municipio madrileño de Cercedilla.

Noticias relacionadas

Junto al amplio dispositivo de búsqueda, el dolor, la aflicción y el desconsuelo de dos personas que no pierden la esperanza de hallar alguna pista que los lleve hasta Blanca, su madre. Olivia (20 años) y David Fresneda Fernández (19) son hijos fruto del segundo matrimonio de Blanca Fernández Ochoa junto a David Fresneda, empresario propietario de una escuela de buceo del que se divorció en el año 2007. 

Olivia y David Fresneda, hijos de Blanca Fernández Ochoa. Gtres

"Mis medallas", así se refiere a sus dos vástagos la primera mujer española en conseguir una medalla olímpica en unos Juegos Olímpicos de Invierno. El pequeño, David, y la mayor, Olivia, son el gran orgullo de Fernández Ochoa. Su máxima prioridad en los últimos años era el cuidado y la educación de sus hijos, ambos ya mayores de edad y totalmente entregados en estos días a las labores de búsqueda de su progenitora. Olivia y David no se han separado en ningún momento del dispositivo de búsqueda reanudado en la mañana de este lunes.

Tanto Olivia como David Jr. han enfocado su vida también al deporte, como la mayoría de su familia. Sin embargo, proyectaron sus esfuerzos en el rugby, un deporte que nada tiene que ver con el esquí pero que también ha llenado de satisfacción a Blanca y así lo ha manifestado a través de sus publicaciones en Instagram. La cuenta oficial de Blanca Fernández Ochoa se creó el 11 de diciembre del año 2016 y su foto debut es una junto a su hijo, que entonces tenía 16 años. "¿Se puede ser más guapo?", preguntaba la exdeportista de manera retórica. 

La actividad de Blanca Fernández Ochoa en redes sociales es prácticamente nula. En estos casi tres años desde que se crease su propia cuenta de Instagram, tan solo ha publicado cuatro instantáneas. Todas ellas, clásico de las madres, para recalcar el amor y el orgullo que siente por sus dos vástagos. El 4 de enero de 2017, Fernández Ochoa felicitaba a su primogénita, Olivia, que cumplía entonces 18 años. 

Olivia y David, amantes del rugby y el orgullo de su madre

Los dos hijos de Blanca Fernández Ochoa y David Fresneda han vivido desde muy pequeños en casa la pasión por el deporte. Su madre es una medallista olímpica y su padre un experto marino con una escuela de buceo en Cabo de Palos (Murcia). Pero Olivia y David han observado la nieve y el mar con distancia, quizá como hobbie. Para la vida profesional prefieren el césped y el deporte con contacto personal. Ambos son grandes figuras del rugby. El pasado 4 de julio, la reina Letizia (46) se encontró con Olivia Fresneda y sus compañeras de Selección Nacional Femenina de Rugby 7, conocidas popularmente como Las Leonas. 

La reina Letizia con Olivia Fresneda y parte del equipo femenino de rugby 7. Gtres

Una de las últimas informaciones publicadas sobre Fernández Ochoa antes de su desaparición data del pasado mes de abril cuando fue a apoyar a su hija Olivia, internacional con España y aspira a ser olímpica en Tokio 2020. Sobre su primogénita llegó a declarar lo siguiente: "Ella es muy exigente consigo misma. Está estudiando medicina y en su propia habitación tiene frases que definen su espíritu de sacrificio", aseguraba para El Confidencial en marzo de este mismo año. 

Olivia, además, se considera ciudadana del mundo, adora el sushi, es una amante de la naturaleza y estudia en la Universidad Complutense de Madrid. Por su parte, su hermano pequeño, con quien se lleva apenas un año, es algo menos activo en sus redes sociales. Define su estilo de vida como "salvaje" y es estudiante de Ingeniería Industrial. 

Los hermanos Olivia y David Fresneda, hijos de Blanca Fernández Ochoa. Instagram

Hasta este domingo por la mañana, Olivia y David mantenían sus perfiles de Instagram abiertos al público. No obstante, la alarma creada alrededor del misterioso like que Blanca Fernández Ochoa habría dado a una publicación de su hija hace unos días ha provocado que ambos hayan tomado la determinación conjunta de clausurar sus redes sociales. Al menos, hasta que este delicado asunto que atañe a su madre, y por ende, a toda su familia, acabe por resolverse. 

[Más información: Blanca Fernández Ochoa, orgullosa de sus dos hijos tras superar dos divorcios y la muerte de Paquito]