Hacía mucho tiempo que Irma Soriano (55 años) no acudía a un plató de televisión. La exconcursante de Gran Hermano VIP se ha sentado este pasado fin de semana en el plató de Viva la vida y le ha confesado a Emma García (45) cuál fue el peor momento que vivió en la casa de Guadalix de la Sierra. De hecho, nunca se llegó a emitir ese suceso. Parece ser que la 'chica Hermida' sufrió un ataque de ansiedad por culpa de Aída Nizar (43). El temperamento de la hija de Mari Ángeles llegó a causar ansiedad a la presentadora de televisión que no supo qué hacer en ese momento.

Noticias relacionadas

Un relato sorprendente que nunca antes lo había confesado en ningún lugar y que sorprendentemente no se llegó a emitir, ni siquiera relatar en el programa. Lo cierto es que muy mal lo tuvo que pasar para llegar a esos extremos, aunque ella misma quitaba hierro al asunto explicando que el estar encerrada en una casa durante tanto tiempo fue sumamente duro; y más, si compartes sitio con una persona que es tan arrolladora como Nízar. "Tuve un ataque de pánico a los pocos días de llegar. Cuando estás en un programa como estos, en los que estás alejado de la gente que te quiere y te da seguridad, sale lo mejor o lo peor de la persona según seas. Esta persona no pudo conmigo", ha asegurado en una clara alusión a la televisiva Nízar. 

La presentadora durante el programa 'Viva la vida'. Mediaset

Además, la que fuera presentadora se ha sentado para explicar el momento por el que está pasando, y es que ahora disfruta de su canal de Youtube en el que sube vídeos cada semana para sus seguidores. Un claro ejemplo de renovación, como así explicaba ella, ya que también confesó que su participación en el programa se debía para dar visibilidad a la profesional que llevaba dentro y que desde hace ya mucho tiempo no se había visto en televisión. 

El trágico suceso de su marido con Aída Nízar

El momento en que, según Nízar, el marido de Irma la lesionó. Gtres

Todo ocurrió el 6 de abril de 2017 cuando durante una gala de Gran Hermano VIP Aída juzgó duramente la actuación de Irma Soriano en el reality -tónica que repitió con frecuencia durante las galas- y su marido, en un afán por defender a su mujer, se enfrentó a Aída hasta tal extremo de agarrarla por los hombros y propinarle una bofetada, todo según la versión de la polémica colaboradora.

Una vez celebrado el juicio, el magistrado condenó al esposo de Soriano por un delito de "lesiones". Sin embargo, tras presentar el recurso pertinente este fue desestimado y Navarro tuvo que indemnizar a Nízar con "un mes de multa, con una cuota diaria de 10 euros". En esas, este medio se puso en contacto con el marido de Irma para conocer su versión: "Claramente, en mi caso la justicia ha fallado y mucho. Es totalmente falso y mentira. Jamás agredí a esa mujer". 

Es más, Mariano tuvo el convencimiento de que la justicia no obró con la equidad que debiera: "Yo presenté documentos y he probado claramente que nunca agredí a esa señora. Hay una secuencia entera de fotos de esa gala y en ninguna se aprecia una agresión física. Discutimos, sí, pero nada más. Lo más gracioso es que el juez dijo que no se podía demostrar y aún así me condenan". Ante esta situación, Mariano no tuvo más remedio que acatar el fallo judicial y seguir con su vida, pero esto nunca le impidió seguir aportando su verdad de los hechos: "Si hubiera sido así, lo habría reconocido, pero con las mentiras no puedo. Lo que no es verdad, no es verdad y punto".

[Más información: El marido de Irma Soriano tras su condena por lesiones: "La justicia ha errado"]