Es innegable que Ana Boyer se encuentra en uno de los momentos más felices de su vida. La hija pequeña de Isabel Preysler (68 años) acaba de cumplir 30 años y lo ha hecho junto a su marido, el tenista Fernando Verdasco (35), y su primer hijo, Miguel, que nació el pasado 26 de marzo en el Hospital Ruber Internacional de Madrid. 

Noticias relacionadas

En este tiempo de descanso post-maternidad, Ana y Fernando han estado viviendo en casa de Isabel Preysler, en la exclusiva urbanización Puerta de Hierro. Sin embargo, tal y como confesó la propia socialité, Ana iba a acompañar a su marido en los diferentes torneos de tenis europeo. El primero, en Mónaco, para a continuación pasar por Barcelona y finalmente Madrid.

Ana Boyer y Fernando Verdasco cenando en Barcelona.

Es precisamente en la Ciudad Condal donde ha coincidido el cumpleaños de Ana, momento que han aprovechado celebrarlo cenando y tomando champán en uno de los locales más elitistas de la capital de Cataluña. Se trata del restaurante Jaleo cuyo menú ofrece una amplia variedad de productos españoles con cocina catalana fusión y cócteles. Ana Boyer y Fernando Verdasco se encuentran en un dulcísimo momento de su vida marital. 

Ambos anunciaron el pasado mes noviembre que esperaban su primer hijo. a quien pondrían de nombre Miguel en honor al padre de Ana, fallecido en septiembre de 2014. La noticia de su embarazo salió a la luz justo un mes antes de su primer aniversario de casados; una multitudinaria boda que tuvo lugar a principios de diciembre del 2017 en Bahamas.

Cuando anunciaron su estado de buena esperanza -a través de una exclusiva-, Ana Boyer, graduada en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas, desveló que fue a finales del mes de agosto cuando se enteraron de que estaba en estado, añadiendo que les había hecho "mucha ilusión" la noticia. También dijo entonces que no tenían claro en qué lugar del mundo nacería el pequeño, puesto que Fernando Verdasco mantiene su residencia en Doha, y viaja continuamente por todo el mundo.

Efectivamente, durante los meses de embarazo, la pareja ha ido preparando y cuidando todo para la llegada del pequeño. A través de las redes sociales, Ana Boyer ha compartido todas y cada una de sus emociones, haciendo partícipes a sus seguidores de cada paso que ha dado en el proceso de premamá. Desde sus primeras curvas, a los últimos momentos de nervios por el parto. 

[Más información: Ana Boyer, la protointelectual que prefirió ser lista]