Nacho Vidal (45 años) ha saltado a la primera línea mediática durante la tarde de este jueves por un delicado tema relacionado con su salud. Según informa ElNacional.cat, el actor "Nacho Vidal tiene VIH (el virus del sida)". JALEOS se ha puesto en contacto con él, pero no ha querido hacer declaraciones sobre este asunto. Sin embargo, su madre, Inmaculada Gónzalez, ha asegurado a este medio que "esto no es algo que se publica a través de fuentes fidedignas, y no es para nada cierto que mi hijo tenga VIH". 

Esta noticia parece no haber truncado los planes profesionales del intérprete, quien tiene una cita el próximo día 20 de febrero en Colombia para rodar una nueva película. Allí ejercerá como director de casting y hará una selección de algunas de las mejores chicas para el film. Estas candidatas tan solo deben enviarle algunas fotos y datos personales para saber si son las elegidas.

Su vida profesional en la actualidad

Nacho Vidal continúa vinculado al mundo del porno, realizando castings para películas, tanto en España como en el extranjero. Además, actualmente tiene su propia tienda online, en la que vende diferentes productos eróticos.

La próxima semana se desplazará hasta Colombia -donde ha trabajado anteriormente- para realizar algunos castings con chicas candidatas a ser actrices de cine para adultos. Así lo ha anunciado en su cuenta personal de Instagram, donde ha puesto su correo electrónico para todas aquellas interesadas. 

Actor, productor y director de películas para adultos, ha protagonizado más de 4.000 películas, además de dirigir unas 300. Primero fue en España, y posteriormente dio el salto a Hollywood, donde inició una productiva carrera. 

Es necesario remontarse hasta el año 1994 para entender que, por aquel entonces, el entorno cercano del actor se refería a él como "un chico vergonzoso que no lograba empalmarse en sus dos primeras semanas de trabajo. Cuando estaba en el escenario no le funcionaba nada, y tenía una barrera que le bloqueó durante un tiempo", comentaban sus antiguos compañeros. 

Nacho Vidal en una imagen del año 2005 Gtres

Un cuarto de siglo de dedicación al porno

A los 21 años se inició en el mundo del cine para adultos en la conocida sala Bagdad (Barcelona), donde estuvo trabajando durante dos años. Allí, acudía con frecuencia a realizar espectáculos pornográficos junto a la que fuese su pareja, Sara Bernat, con el fin de sacar a la joven del mundo de la prostitución.

En ese mismo lugar conoció a José María Ponce, por aquel entonces director del FICEB, que fue el encargado de introducirle en el mundo de las películas porno. Gracias a él comenzó a rodar escenas y películas, lo que desembocó en su marcha al continente americano. El salto fue gracias a Rocco Siffredi, quien lo llevó a Hollywood en el año 1998, donde inició una larga y productiva carrera.

Nacho Vidal en un evento erótico Gtres

En el año 2012, y fuera del cine para adultos, protagonizó Impávido, un thriller de acción en clave de comedia, que deja a un lado su faceta de estrella del género porno para ofrecer escenas amorosas sin sexo. La película ganó el premio del I Concurso Nacional de Proyectos Cinematográficos Ciudad de Gijón,  

En el año 2005 anunció su 'falsa' retirada

Fue a principios del año 2005 cuando Nacho Vidal anunció su retirada del mundo del porno, debido a su amor por la colombiana Franceska Jaimes, con quién se casó en ese mismo año y con la que estuvo feliz durante diez años.

Tras una década en las pantallas de cine y erótico, Vidal consideró que ya era el momento de retirarse y cambiar de registro tras llevar más de 3.000 películas a sus espaldas: "Siempre he tenido relaciones a la par de mi trabajo, pero creo que ésta en concreto merecía que yo parara, pues para cualquier mujer u hombre que esté enamorada, es difícil comprender lo que hace tu pareja", comentó el actor en una entrevista.

Nacho Vidal en una imagen de archivo Gtres

El catalán quería que su vida artística se enfocará hacia el mundo producción, y confesó que deseaba hacer una película de cine convencional en España (El alquimista impaciente o Va a ser que nadie es perfecto) entre otros filmes. 

Lo cierto es que el actor y empresario ha estado años buscando alternativas o complementos profesionales a su carrera. Una de ellas en el cine convencional (con títulos como , otra en su pasión por la hípica, y la otra fue la inversión empresarial.

[Más información: Nacho Vidal: "Al 90% de los hombres le gustan los transexuales y lo esconden"]