En uno de los momentos más dulces de su vida, Patricia Montero (30 años) está disfrutando al máximo de la recta final de su embarazo y es que la llegada de un nuevo miembro a la familia ha sido una gran alegría para Álex Adrover y para ella. En esta ocasión, Patricia se convirtió en la madrina de la iniciativa de Frosch que pretende concienciar sobre la necesidad de proteger los océanos.

Noticias relacionadas

¿Tiene alguna manía?

Yo ordenada no soy para nada, el que es más ordenado en casa es Álex y en cuanto al reciclaje, de siempre hemos estado muy comprometidos y ahora se lo estamos inculcando a nuestra hija.

Claro porque los hijos hacen lo que ven en los padres.

Claro, somos el mejor ejemplo para ellos, y la pequeña con tres años ya nos pregunta: "Mamá, papá ¿dónde tiro esto?" Porque lo tenemos separados por colores.

Patricia Montero ha hablado de cómo avanza su embarazo. Gtres

Está ya en la recta final, ¿de cuánto está?

Estoy de nueve meses ya, me puedo poner de parto en cualquier momento.

¿Cómo lo está llevando?

La verdad que la circulación la llevo mejor que en el primer parto, pero sobre todo porque no es verano, porque en verano me hinché muchísimo y no me pude poner tacones. Estoy súper bien, ya tengo muchas contracciones, la peque se mueve un montón.

¿Tiene ganas de salir?

Pues eso no lo sé la verdad, pero nosotros tenemos muchas ganas de que esté con nosotros.

¿Tiene ya todo preparado?

Sí, tenemos cosas de Lis -su primera hija-, pero lo cierto es que no tenemos nada preparado. Cuando me preguntan si estoy nerviosa digo que estoy tranquila y no sé qué es lo que me asusta más. Ayer empezó Álex a montar la silla del coche.

¿Han decidido el nombre ya?

Pues sí, es el primer día que lo estoy diciendo porque teníamos dudas, pero ayer tuvimos una conversación Álex y yo y dijimos que al final no cambiamos ya, su nombre va a ser Laila. Y el motivo de este nombre es porque a mí me gustó mucho y Álex lo aceptó desde el principio. Una cosa muy bonita que nos pasó es que un día fuimos a un hotel sin organizar nada; de esto que dices 'venga, paramos aquí a dormir' y era en Córdoba y la habitación que nos asignaron se llamaba Laila. A partir de ahí empezó a coger fuerzas el nombre.

Anunciaron boda, ¿qué va a pasar?

Pues siempre digo que nuestra familia es súper impredecible, dijimos que nos íbamos a casar y al final decidimos quedarnos embarazados de repente. Entonces la boda tendrá que esperar, pero es seguro que este año no va a ser, quizá el año que viene. Yo quiero que la boda sea una fiesta y la podamos disfrutar todos y que la pequeña ya camine.

¿Qué tal este segundo parto?

El primero fue maravilloso, yo lo recuerdo como la experiencia más bonita de mi vida y por eso me he quedado de nuevo embarazada, esa ha sido el primer motivo, no es por darle una hermana a Lis, sino porque es algo que yo disfruté muchísimo y quería hacer de nuevo. No estoy nerviosa, ya sé lo que voy a pasar, estoy tranquila.

¿Podría haber otro hermanito en un futuro?

Pues ya no te puedo decir nada, porque yo les decía a mis amigos que no iba a tener más y mira... yo ahora ya no te sé decir.

Después del éxito del primer libro, ¿escribirá otro?

La verdad es que no lo sé, escribir me apasiona, lo que he recibido por parte de la gente que lo ha leído ha sido maravilloso, no me importaría escribir otro.

Y Álex está con la serie.

Sí, ha estrenado Derecho a soñar en Televisión Española todas las tardes y está muy contento.

Ahora le echará más de menos.

La verdad que están estrenando la serie pero la verdad no la están grabando, está haciendo trabajos puntuales, pero nada seguido. Por lo tanto, si no pasa nada, puedo contar con él en los primeros meses porque además es un padrazo y nos entendemos muy bien.

[Más información: El secreto mejor guardado de Patricia Montero para mantenerse en forma]