Sonriente y bastante nervioso. Así llegaba Álex Lequio (26 años) al evento de este miércoles, organizado por una empresa en la que forma parte del equipo de marketing. Inevitablemente se ha convertido en el centro de todas las miradas, después de siete meses de ausencia tras su enfermedad. Con una gorra de color burdeos, jersey de cuello cisne en el mismo tono azabache que su blazer, unos jeans y unas zapatillas deportivas Converse gris sin cordones aparecía el empresario frente a la multitud.

Noticias relacionadas

Su reaparición en solitario y sin el amparo físico de sus padres viene después de los peores meses de su vida, en los que ha estado en continua lucha contra el cáncer que padece. Su encuentro con los medios ha tenido lugar a las 21:00 horas de la noche en un local del centro de Madrid, donde, después de meses de silencio, el hijo de Ana Obregón (63) ha posado ante la gran expectación que había debido a su llegada. Fotógrafos, agencias, televisiones, revistas... No ha faltado nadie. Todos han querido estar cerca de Álex en este día tan importante.

Con la boca pequeña ha esbozado un sincero y escueto mensaje de agradecimiento: "Muchas gracias por venir. Os agradezco a todos el apoyo que me habéis dado. Animo a todos los luchadores". Después de sus breves pero emotivas palabras, entró rápidamente al local, y veinte minutos después abandonaba el mismo por la parte de atrás, y sin mediar palabra se subió al coche que le esperaba en la puerta. Él mismo lo dijo hace unos días a través de las redes sociales: "no estoy preparado para hablar de la enfermedad".

Álex Lequio en el evento de Miss Sushi.

Desde la empresa que ha organizado el evento ya avisaron de que "posaría, pero no daría declaraciones a los medios". Pese a ello, la prensa no perdió la esperanza e intentó tener un acercamiento con él para interesarse por su estado de salud y por cómo está evolucionando. Lequio Jr, en cambio, ha preferido mantenerse al margen y así seguir llevando el proceso de la enfermedad de la forma más tranquila y discreta posible.

Ha pasado más de un año desde su última aparición pública, que tuvo lugar el día 6 de octubre en un desfile al que acudió junto su ex novia, Raquel Rodríguez. Fue el pasado 27 de septiembre cuando, después de siete meses en Nueva York, volvió a España junto a su madre.

Desde entonces ha compartido algunas publicaciones en sus redes sociales de sus días en Madrid y varios InstaStories sobre sus jornadas de trabajo en la oficina de Polar Marketing, empresa que ha organizado este mediático evento. Según el entorno cercano del empresario, no tiene intenciones, por el momento, de volver a Nueva York. Hace más de sietes meses le diagnosticaron una de las enfermedades más duras: el cáncer. Desde entonces, viajó al otro lado del mundo para enfrentarse a ello con los mejores médicos y los tratamientos más avanzados. Hoy cumple tres semanas en España, y todos esperan verle feliz en su trabajo y superando todos los obstáculos.

Lo mismo hizo su padre Alessandro Lequio (58) hace tres meses y medio, cuando compareció ante los medios para justificar la ausencia del empresario por motivos delicados de salud. En aquella enternecedora conversación con la prensa, fue imposible no mostrar empatía con la familia, que ha sido respetada en todo momento por los periodistas.

[Más información: Álex Lequio ya está en España tras seis meses de tratamiento contra el cáncer en Nueva York]