Ricardo Darín (61 años) es un hombre enamorado. Cree en el amor para toda la vida, pero también confía a pies juntillas en que este hay que cuidarlo día a día. El actor ha recalado en el Festival de San Sebastián para promocionar su nueva película, El amor menos pensadoópera prima como realizador del productor Juan Vera. En plena promoción, y vorágine amorosa, Darín no ha tenido reparo en hablar de su esfera más privada: ¿cuál es la clave de su éxito con Florencia Bas, su mujer, con la que lleva 30 años? 

Noticias relacionadas

Avivar esa llama que los años se empañan en apagar: "Mi mujer no es la misma, cambia todo el tiempo. Está en movimiento permanente. No tengo detectado cuál es la clave para describirla, pero todos los días me asombra por algo", resuelve el actor. Un constante cambio que riega la relación: "Florencia se reinventa. Y a lo mejor es esa una de las claves. Muchas veces oímos hablar del alimento del amor; qué le damos, hay que ir con flores, pues alguna vez, pero si vas todos los días, pues eres un florista".

El intérprete junto a su mujer. Gtres

De lo que no tiene ningún género de duda Ricardo es que el amor evoluciona dependiendo de lo que se haga con él: "Las cosas premeditadas no funcionan. Hay que tratar de mantener, y no hablo de la cuestión sexual, frescura en la relación. Considerar al otro, y la sinceridad, permitirse el atrevimiento de no callarse las cosas, de no ser políticamente correcto, porque si no cuando levantas la olla no hay cómo arreglarlo". El amor es tan complicado como necesario, y es que, según Darín, "todos tenemos miedo a quedarnos solos". Eso sí, tampoco se deben forzar las situaciones, en su opinión. Si algo no funciona, mejor detenerse. Un adiós a tiempo no es una derrota: "Es que la separación no se vive como una derrota, sino como un cambio". 

Un amor de película 

El inicio de esa historia que lo ha hecho un hombre feliz y pletórico se remonta a 1987. Por entonces, Ricardo triunfaba en Buenos Aires sin rival. Contaba 30 años y en Argentina era uno de los galancitos. Un grupo de jóvenes y bellos actores que arrasaba entre el público femenino. Y en ese entorno de éxito y reconocimiento, el Ricardo galán había seducido a la gran vedette del momento, la explosiva Susana Giménez.

El intérprete junto a su mujer. Gtres

Ella tenía 13 años más que él y la admiración que el actor había sentido por ella desde niño se convirtió en amor. Estuvieron juntos nueve años y eran una de las parejas del momento cuando dieron juntos la bienvenida a 1987. Ricardo y Susana no lo sabían aún, pero ese era el año en que el actor conocería al gran amor de su vida. No era Susana... Su nombre: Florencia Bas.

Florencia y Ricardo se vieron por primera vez hace ya 29 años en la bulliciosa calle Corrientes de Buenos Aires. Entonces solo se miraron. Florencia tenía solo 18 años –Ricardo, 30– era estudiante de inglés y una gran fan del actor. Fue ella quien primero lo vio y desde entonces no separaron sus vidas. ¿La clave? Ya la ha dado el protagonista; alimentar el amor con innovación. 

[Más información: La actriz Valeria Bertuccelli acusa de "maltrato" a Ricardo Darín]