Úrsula Corberó (29 años) comparte reparto con el actor Tristán Ulloa en la segunda temporada de la serie británica Snatch que se emite en Orange Series y durante el estreno la propia actriz reconoció que había tenido muchos problemas con el idioma porque no controla del todo el inglés.

Noticias relacionadas

¿Han tenido algún tipo de problema o anécdota con el idioma?

Úrsula Corberó: Yo mazo, si me pongo a pensar yo sí. Yo es que cuando empecé no hablaba mucho inglés. El primer día que entré que iban fatal de tiempo, llegué y estaba todo el mundo muy alterado. Yo entendía inglés si me hablan despacio.

Tristán Ulloa: Tienes muy buen acento.

Ú.C: Tengo buen acento, es lo que me ha salvado todo el rato. Me han pasado cosas, pero eso pasa al principio, luego te haces un máster. A mí esto me ha venido genial. Tienes que estar atento a tantas cosas que al fin y al cabo te viene bien porque al segundo mes parecía un mes.

Úrsula Corberó lanza un beso a la cámara. Gtres

¿Para preparar sus papeles se han fijado en algún caso real?

T.U: No, no. La realidad ya aburre mucho. Se está repitiendo mucho, es todo previsible. Al principio te llamaba la atención pero ahora todos los días sale un caso de estos.

Úrsula, su personaje es una sicaria que trabaja para Ortega. ¿Qué va a suceder?

Ú.C: Es un poco lianta. No te voy a hacer spoilers, van a suceder muchas cosas. Tiene una doble cara. Por un lado es una tía muy segura de sí misma que tiene muy claro lo que tiene que hacer, pero por otro se deja llevar un poco por las emociones y los sentimientos. A diferencia de Ortega ella sí que es buena. Lo que pasa que tiene un alma muy rebelde y unas condiciones del pasado que han hecho que tenga que sobrevivir de alguna manera. Pero es un personaje muy interesante, me provoca bastante ternura.

¿Qué anécdota recuerdan del rodaje que les haya llamado la atención?

Ú.C: Estábamos en Málaga y casi nos congelamos.

T.U: Estábamos en Motril, creo. Estábamos en lo alto y estábamos vestidos de verano y hacía un frío y un viento...

Ú.C: Iba con un vestido de látex, y el látex cuando está en contacto con el frío se queda frío. Cada vez que me movía sentía que se me congelaba una parte diferente del cuerpo. Fue durísimo. Lo que más ternura me daba es que la gente de Málaga del equipo te pedía perdón porque eso no es normal. Fue muy raro, porque fueron 3 o 4 días de rodaje.

T.U: Fue muy largo y muy duro.

Úrsula, en cuanto al estreno de la tercera temporada de 'La casa de papel', ¿sabe algo?

Ú.C: No, la verdad es que no sé nada. Solo sé que vamos a rodarla y es lo único que puedo compartir contigo.

[Más información: Úrsula Corberó sobre Chino Darín: "Se podría decir que estoy muy enamorada"]