Nervios, intriga, corrillos y la misma pregunta sobrevolando a los reporteros que estaban este jueves apostados en el flamante restaurante Miss Sushi de La Moraleja: "Tú qué opinas, ¿vendrá Álex o no?". La respuesta que ganaba por goleada entre el barullo de periodistas estaba clara: no. Y no se equivocaban. Era su cita más esperada y ha defraudado. 

Noticias relacionadas

Finalmente, Álex Lequio (25 años) no ha reaparecido ante los medios de comunicación tal como estaba "previsto" y su propio padre, Alessandro (58), había hecho ver días antes. No, el joven ha 'plantado' a la prensa y a su nuevo proyecto profesional. Todo parece que por una causa mayor: su delicada salud. El que sí ha hecho acto de presencia sobrepasadas las 20:30 horas de la tarde -con un retraso que se ha reseñado entre los medios- ha sido el progenitor de Álex, el conde italiano.

Alessandro Lequio en el acto en representación de su hijo. Jorge Barreno.

"La verdad es que tenía intención de venir unos días no solo a este evento, sino para estar con la familia. Para alejarse, sobre todo, del día a día del hospital, pero ayer se lo desaconsejaron por completo", ha asegurado Alessandro ante la desorbitada cantidad de medios de comunicación que lo han rodeado de cámaras, micros y preguntas. El interés era máximo en la planta superior del centro comercial Diversia y, pese a las esclarecedoras palabras del contertulio, aun había quien miraba de soslayo en derredor. Pero no, era verdad; Álex y Ana García Obregón (63) continúan en Estados Unidos. 

Nunca han volado a España desde que hace tres meses pusieran rumbo a la ciudad de los Rascacielos. Si hubo intención real, se evaporó. "¿Cómo está su hijo?", ha sido una de las primeras preguntas. El conde ha asegurado: "La verdad que me cuesta poner una sonrisa, pero es lo que hay que hacer. Es una enfermedad que asusta, pero se están poniendo todos los medios a su alcance". Con una prudencia enorme, a las preguntas acerca de una próxima operación o de una positiva respuesta al tratamiento, Lequio ha repetido como un mantra: "De momento, estamos en lo que estamos. Hasta que no sepamos cómo se desarrolla todo, es absurdo hablar". 

Una imagen del interior del restaurante 'Miss Sushi'. Clara Rodríguez

De quien sí ha querido hablar Lequio ha sido de la magnífica labor de madre de la intérprete de Ana y los 7. Una madre coraje y valiente que dejó todo apartado para irse con su hijo adonde fuera necesario: "Ella está como estaría cualquier madre, pero es extraordinaria". Aprovechando el gran apoyo que le está brindando Obregón a su vástago, Alessandro ha querido informar de que la novia del joven, Francisca, ya no se encuentra en Estados Unidos: "La única mujer que acompaña a mi hijo es su madre, Francisca tuvo que volver". 

En su multitudinario encuentro con la prensa, el colaborador de El programa de Ana Rosa ha puntualizado el motivo real por el que la familia decidió hacer la maleta y depositar su confianza en el centro Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York: "Decidimos ponernos en las mejores manos. Además, las de un español, algo que debería llenarnos a todos de orgullo". 

"¿Cómo lo está pasando Álex?", lanzaba una voz mientras el conde se inquietaba y buscaba una mirada salvadora. "Él es maravilloso y lo está pasando como cualquier persona, como alguien de 26 años", ha asegurado. 

[Más información: Así será la inauguración del restaurante de Álex Lequio tras su paso por el Memorial Cancer Center]