El futbolista Isco Alarcón (26 años) y la actriz Sara Sálamo (26) han recibido una mala noticia personal en su mejor momento como pareja. Justo cuando su relación está alcanzando su mejor punto de solidez. Pese a que están viviendo en una constante luna de miel, la pareja ha tenido que hacer frente a una dura realidad: Sara ha hecho pública la enfermedad que padece: endometriosis. Un afección que podría dejar estéril a la intérprete y, por tanto, desbaratar los planes de futuros papás de la mediática pareja. 

Noticias relacionadas

Fue durante una entrevista en la revista MujerHoy donde Sálamo confirmó esta afección en el útero por la que el endometrio crece fuera de este. Aunque en un principio no reviste gravedad más allá de la molestia, en caso de tener que operar, Sara perdería posibilidades de tener descendencia. Sin duda, una aciaga noticia que Sálamo estaría digiriendo arropada por los suyos. 

Isco junto a Sara Sálamo en imagen de archivo. Gtres

Según ha narrado la intérprete tras su confesión -en las últimas semanas se ha estado informando concienzudamente-, la endometriosis es una enfermedad que sufre cerca del 15% de la población femenina, una cifra nada baladí si se tiene en cuenta que uno de sus grandes inconvenientes puede ser la infertilidad. Eso sí, Sara no está sola en esta dura travesía; hace poco, la exconcursante de Gran Hermano Lorena Edo (34) desveló que también se encuentra entre las afectadas. 

"Ahora me encuentro inmersa en el rodaje de la serie Brigada Costa del Sol, un proyecto para Mediaset y Netflix, con el que estoy realmente ilusionada y entregada, así que de momento no podré, pero sí que tengo claro que quiero ser mamá joven", ha explicado Sálamo al citado medio. Hasta el momento se desconoce lo que opina Isco sobre la paternidad -aunque nunca ha ocultado su fuerte vínculo familiar-, pero todo hace indicar que entre los objetivos de ambos estaría el de ser padres muy pronto. De hecho, hay quien ya apunta a que justo cuando Alarcón cierre la temporada de la Selección Española, habrá un propósito en firme. ¿Tendrán un buen motivo para animarse si gana España?

Sara, un imán para las marcas

La intérprete. Gtres

Los primeros rumores en torno a una posible relación entre Isco y Sara surgieron a finales de octubre del año pasado. En ese momento la pareja ya copaba titulares y los paparazzis perseguían a los protagonistas en busca de una fotografía de los novios juntos. Este hecho no pasó desapercibido para las marcas, que veían en esta joven de belleza despampanante una buena candidata para promocionar sus productos. Solo un mes tardó la firma Anekke en convertirla en la imagen de la compañía. Un movimiento rentable: al evento que realizaron a finales de noviembre en Madrid acudieron numerosos medios deseosos de captar una imagen y una jugosa declaración de la canaria. El amor estaba en el aire y era un hecho. 

Y tras la confirmación, llegó la rentabilidad. Los beneficios de su reciente popularidad no solo se han podido observar a través de sus contratos publicitarios. En los últimos meses Sara se ha convertido en una habitual de los photocalls, tanto en estrenos de películas o series, como de eventos sociales de relevancia.

Sin embargo, no todo han sido efectos positivos. A veces las redes sociales se han cebado con la canaria. En este tiempo se han podido leer desafortunados comentarios del tipo: "Dale un poquito de tregua a Isco que no se entera últimamente", "Devuélvenos a Isco" o "Eres el cáncer de Isco... qué patético nivel tiene ahora. Qué mal. Hasta mala mano tienes porque está hasta regordete", decían algunos de los mensajes. Pese a todo esto, la relación entre ambos se ha consolidado y Sara se ha convertido en un gran apoyo para Isco durante el Mundial. 

[Más información: Sara Sálamo estalla contra las amenazas por el supuesto bajo rendimiento de Isco]