Hace una semana Màxim Huerta (47 años) dimitía como ministro de Cultura. Tras de sí dejaba seis días en que había sido objeto de todo tipo de críticas, memes, y un escándalo con Hacienda que forzaba su salida del poder. 

Noticias relacionadas

Para distanciarse de toda la polémica, el escritor emprendió un viaje a Londres rodeado de sus amigos más cercanos, que no han dudado en acompañarle en estos días tan difíciles. En la capital británica el grupo no está parando: paseos, comidas, turismo... Todo lo necesario para que Màxim disfrute de la escapada, algo que parece surtir efecto por las imágenes que comparten en sus redes sociales. 

El sábado el escritor compartía un instantánea de un avión sobrevolando la ciudad junto a la frase de Charles Dickens de Historia de dos ciudades: "It was the best of times, it was the worst of times (fue el mejor de los tiempos, fue el peor de los tiempos)", unas palabras que cobraban una especial importancia tras los últimos acontecimientos. 

El apoyo de sus amigos quedó patente también la semana pasada, conforme se sucedían los acontecimientos. Muchos de sus conocidos publicaban en sus redes sociales mensajes de apoyo y de disconformidad con su dimisión. 

Este cariño era evidente, asimismo, cuando los amigos se reencontraban con el exministro en Londres. En uno de los vídeos que ellos mismos compartieron, se puede ver a dos de estos acercarse con las maletas a cuestas y dirigirse directamente a un sonriente Màxim, a quien abrazan fuertemente con ligeras palmadas en la espalda mientras se escucha al escritor: "¡Qué bien!". 

El político ha podido aprovechar así el anonimato para desconectar y el grupo ha hecho los mismos planes que cualquier turista en Londres: tomar algo en un pub, recorrer un parque para disfrutar de las zonas verdes del país, visitar la casa de Bridget Jones o posar en el hotel que hizo famosas a las Spice Girls, entre otros.

[Más información: De Sara Carbonero a Pelayo: los famosos se posicionan al lado de Màxim Huerta]

Una semana dura

A las pocas horas de conocerse el nombramiento de Màxim Huerta como ministro de Cultura por parte de Pedro Sánchez (49), fueron muchos los que criticaron su pasado en la televisión, principalmente su trabajo como tertuliano en El programa de Ana Rosa.

Cuando todavía no había terminado de justificar su presencia al frente de esta cartera, los usuarios ya habían rescatado algunos de sus tweets más polémicos. Concretamente, sus comentarios en torno al deporte le valieron numerosas críticas por parte de los deportistas y seguidores españoles, que incluso le llevaron a mencionar este tema en su discurso de investidura. 

A los pocos días parecía que las aguas se habían calmado y el escritor podía centrarse en sus labores, pero se hizo público que había sido condenado por Hacienda. Una polémica que en pocas horas conllevaba a su rueda de prensa donde anunciaba su dimisión. 

[Más información: Màxim Huerta dimite como ministro de Cultura por el escándalo de sus impuestos]