La mala racha de Amaia Montero (41) continúa. Su concierto del pasado 9 de junio aún colea. Tras las críticas recibidas en Twitter, después de que su vídeo se hiciera viral y de que todos los medios se hicieran eco la cantante se convirtió en la más buscada. Todos le preguntaban por su estado, así que -tras excusarse en un problema de sonido- el viernes decidió pedir disculpas por su actuación. Sin embargo, unos comentarios de la alcaldesa de Renedo, localidad cántabra en la que se llevó a cabo el polémico concierto, han vuelto a ponerla en el punto de mira. La líder del ayuntamiento dijo que "estudiaría las medidas legales que puedan tomarse al respecto" y el Consistorio se encuentra inmerso en ese proceso desde hace días.

Noticias relacionadas

La alcaldesa reconoció que no fue la mejor actuación de Amaia Montero y recogió las quejas de sus convecinos. Por eso, después de asegurar que su equipo "busca siempre profesionales y personajes atractivos para la población" para que actúen en sus fiestas patronales, entendía que tras hacer bien su trabajo "la responsabilidad de lo que ocurría sobre el escenario es ya de la cantante".

Ante la dudosa actuación de la exintegrante de La Oreja de Van Gogh la alcaldía prometió "estudiar las medidas legales oportunas que se pudieran tomar", pero no desde su gabinete de prensa aún no se quiere hablar de denuncias o demandas. "La alcaldesa no ha hablado en ningún momento de denuncia o demanda, pero sí se están estudiando las posibles medidas legales, eso no ha cambiado desde que la alcaldesa lo pidió", cuentan a JALEOS desde el Consistorio.

El departamento legal del ayuntamiento está trabajando "con el contrato en la mano" y la Ley en la otra, para ver cómo se puede actuar ante el incidente ocurrido en sus fiestas con Amaia Montero. Y es que el concierto fue calificado de "decepcionante" por quienes asistieron, que no entendieron la forma de actuar de la cantante. Primero hizo un 'alarde' de gallos y desafines, después se quejó del tono en el que estaban tocando sus músicos, gritó varias frases en inglés en las que decía "esto es un desastre" o "no sé ni dónde estoy" y continuó con sus desafines paseándose por el escenario.

El Ayuntamiento de Renedo no ha hecho oídos sordos y está investigando cualquier punto del contrato que se haya incumplido en referencia a la forma de llevar a cabo el concierto. Los expertos están trabajando en ello y diez días después de la polémica actuación aún no hay ninguna decisión tomada.

No obstante, pese a todo lo que le está ocurriendo a Amaia Montero estos últimos meses, la realidad es que su disco ha alcanzado el número uno en ventas. Por lo que, a pesar de las críticas -o gracias a ellas-, parece que no le va nada mal en lo que respecta a cifras profesionales.

[Más información: Amaia Montero: "Es terrible que me acusen de actuar borracha como una cuba"]