La presentadora Patricia Pérez (45 años) acaba de sufrir uno de los golpes más duros de su vida. Su padre ha fallecido y ella se encuentra completamente desvastada tras la pérdida y volcada en sus seres queridos. Pese al hondo dolor, Patricia ha querido agradecer a sus seguidores el gran apoyo y cariño en Instagram: "Os mando un beso enorme a todos. Os agradezco muchisimo todas las muestras de cariño que me habéis dado. Os quiero mucho".

Era la pareja de la comunicadora, Luis Canut, quien hacía pública la noticia de manera indirecta tras despedirse de su suegro en las redes sociales y rendirle un especial homenaje. "Ha sido el hombre más honrado, más amable, más honesto, más cariñoso con su mujer, más generoso con sus hijos, más conversador con todo el que se acercaba, en resumen, el hombre más bueno que he conocido y que, ahora que no está, voy a hacer todo lo posible para parecerme a él pero sé que no le voy a llegar ni a la suela del zapato", compartía Luis con una foto de familia en la que podemos ver a Patricia cuando era una niña.

En esa línea, Canut terminaba la emotiva publicación dedicándole unas palabras a su mujer y su familia, que se encuentra rota de dolor: "Pueden estar tranquilos porque Emilio siempre va a estar por aquí para cuando queramos conversación o jugar al dominó", zanjaba Canut. Unas palabras cargadas de significado que han puesto de manifiesto la perdida.

En estos duros momentos, Patricia está refugiándose en su familia y seres queridos. La que fue presentadora de programas tan famosos como Mamma Mía o Vúelveme Loca, se había apartado de la pequeña pantalla para centrarse en el mundo de la nutrición con varios libros ya publicados.