La noticia adelantada por EL ESPAÑOL sobre el futuro de Terelu Campos (52 años) y Lydia Lozano (56) en Sálvame ha hecho pasar una de las peores tardes en directo a ambas colaboradoras. Las dos se enteraban minutos antes de comenzar el programa que sus sillas en televisión corrían peligro por su bajo rendimiento de trabajo y la cúpula se estaría planteando prescindir de ellas.

Noticias relacionadas

Ante semejante información cada una ha reaccionado de una manera totalmente diferente. Lydia no ha podido reprimir sus lágrimas y se ha derrumbado mientras que Terelu se ha enfadado como pocas veces. "No puedo entender que mis jefes no me hayan dicho nada y que parezca que me van a echar en directo. Y que el director no te diga por el pinganillo que es mentira... pensé que estas cosas se hacían en los despachos y no en los platós", asegura Lozano casi sin poder articular palabra. "Que baje alguien y de la cara y que me diga que no sirvo para nada. Son ocho años aquí. Me podían haber dicho algo. Me da vergüenza esto. Si pensaban eso me tenían que haber dicho que me pusiera las pilas en privado como hicieron una vez en el Deluxe. Nunca me había pasado esto", continúa.

Lydia Lozano llorando en directo.

La actitud de la hija de María Teresa Campos (76), quien también se ha quedado muy sorprendida por la noticia, se ha mantenido en su sitio con el rostro muy serio. Ha sido mucho más escueta en sus palabras que su compañera, pero ha hecho entender a los directores que no le ha gustado en absoluto que esto se haya dado a conocer de esta manera, sin saber ellas antes nada. "No es agradable pero ahora mismo no puedo explicar cómo me siento ni quiero decir lo que pienso. Lo único que pido es que los directores reconozcan si esto es verdad o mentira". La mismísima María Teresa Campos ha llamado a su hija para ver cómo se encontraba pero no han querido desvelar la conversación que han tenido madre e hija.

David Valdeperas, uno de los jefes, a través de Jorge Javier Vázquez (47) ha reconocido que esa conversación ha existido pero que no se ha tomado ninguna decisión todavía. "Se han tenido muchas reuniones con la cúpula y se analiza el trabajo de cada uno pero no hemos filtrado nada".  Ahora la cúpula ha abierto una investigación para averiguar quien ha sido el "topo" que ha podido filtrar la información. Según la cúpula en la reunión que se trató el tema solamente había seis personas.

Lydia Lozano y Terelu Campos.

Kiko Hernández (41), Gema López (46), Mila Ximénez (65) y Chelo García Cortés (65), que esta tarde también estaban en plató, han intentado que sus compañeras se tranquilizasen. Una de las que más se ha indignado por la situación ha sido Chelo, quien ha criticado la forma en la que se han enterado de la continuación o no de ambas en Sálvame. El futuro tanto de Terelu como de Lydia es incierto. Tanto una como otra esperan que "haya una conversación en una reunión y que se lo expliquen".