Si hace unos días era Belén Esteban (43 años) la que emocionada se despedía de su hija Andrea (18) que ya ha viajado hasta Birmingham para comenzar sus estudios superiores, ahora le ha tocado el turno a Paz Padilla (48) que ha tenido que separarse de Anna (20). A pesar de la fiesta sorpresa que la presentadora de Sálvame le hizo a su hija días antes de marcharse para Londres -donde estudiará todo el curso académico- la pena de tener que separarse de ella se vio reflejado en el eterno abrazo que ha quedado inmortalizado en sus redes sociales.