Tamara Gorro (30 años) no gana para disgustos. El martes se enfrentaba públicamente al político Alberto Garzón (31) quien, ante la propuesta de Ciudadanos de regular la gestación subrogada, hacía enfurecer a la colaboradora en Twitter. "Decimos no a la gestación subrogada. Un modelo tramposo en el que mujeres pobres se convierten en “incubadoras” para los ricos", escribía el de Izquierda Unida en su red social con el consecuente enfado de la colaboradora. 

Noticias relacionadas

[Más información: Tamara Gorro arremete contra Alberto Garzón: "¿Tú quién eres para decir lo que tengo que hacer?"]

No ha pasado ni una semana y la presentadora ya vuelve a contar con una nueva detractora: Sonia Ferrer (39), con la que parecía en un principio llevarse bien desde que coincidieron en ¡Mira quién salta!

Tamara Gorro fue madre de Shaila mediante la gestación subrogada hace ya dos años. Una técnica que está dispuesta a defender a capa y espada ante cualquiera. Como ya lo hizo con Garzón, la colaboradora se ha vuelto a llevar un gran disgusto ante unas palabras que le han tocado mucho más de cerca. Y es que su excompañera ha demostrado no estar del lado de la bloguera. Unas declaraciones en contra de esta técnica de reproducción asistida por parte de la actriz en el programa matinal Amigas y conocidas, en el que se mostró en contra, y que a Gorro no le han gustado nada.

“Hace unos días me informaron de tus declaraciones en la tele sobre este tema”, arrancaba la colaboradora, que se ha mantenido a la espera de poder verlo ella misma para escribir el post de denuncia en Twitter.

"Qué triste, Sonia", le espeta Tamara, “respeto que una persona no comparta la opinión o postura de otra, pero lo que no me gusta es la falsedad, algo que, conmigo, has demostrado”, le recalca Gorro a Sonia. Al parecer, y tal y como indica la bloguera en el comunicado, Sonia se había mostrado a favor de esta técnica habiéndole pedido, incluso, "información personalmente sobre el tema", apunta la colaboradora. Aunque respeta a quienes no estén a favor de la gestación subrogada, parece no haberle hecho mucha gracia que la actriz haya "jugado a dos bandas". 

Tamara Goro aprovecha para recordarle que la reproducción asistida, mediante la cual Sonia Ferrer consiguió ser madre es, al igual que la gestación subrogada, otra técnica de reproducción asistida. "No te olvides que ahora estás en contra de lo que hiciste en su día", le dice Tamara, "formar tu preciosa familia gracias a la reproducción asistida. Por si no lo sabes, la gestación subrogada también es un método de reproducción asistida", sentencia la colaboradora.