Dos personas vestidas de blanco se divisan en medio de un nutrido grupo de gente que camina por los aledaños de la madrileña Puerta del Sol. Se paran. La gente continúa caminando con prisa a su alrededor, pero ellos, ajenos a lo que sucede, sólo se miran. Son David Delfín y Bimba Bosé. Así es como imagina Diego Postigo, expareja de Bimba y excuñado de David, el reencuentro de ambos, fallecidos con menos de cinco meses de diferencia.

Noticias relacionadas

[Más información: Pablo Sáez, Pelayo Díaz y Gorka Postigo, los tres hombres en la vida de David Delfín]

El vídeo, inédito, forma parte de un cortometraje que ha publicado bajo el epígrafe Together, forever y cobra ahora una especial relevancia por el sobrecogedor contenido, que bien podría traducirse en dos almas celestiales que se encuentran, se reconocen y se acarician entre tanta multitud. Es una suerte de historia de amor que tiene un enorme significado para Postigo, padre de las dos hijas de Bimba y hermano de Gorka, quien mantuvo una larga relación con el propio diseñador.

Las imágenes, casi etéreas, muestran a un David Delfín de apenas 29 años y a una Bimba con el pelo largo en un extracto de un cortometraje dirigido por Diego Postigo en 1999 llamado FHZ. El reencuentro en el más allá del diseñador y su musa finaliza con una cegadora luz blanca de lo más celestial.

Los amigos de la pareja enseguida han querido acompañar a Postigo en su recuerdo y comentar el vídeo. "Ángeles", señalaba Rossy de Palma (52). Por su parte, Martina Klein (39) y Lydia Bosch (53) mostraban sus condolencias a la familia al tiempo que alababan la belleza del vídeo. Natalia Ferviú, Gorka Postigo, Palito Domínguez -hermana de Bimba-, Topacio Fresh (43) y Pelayo Díaz (30), se unían al recuerdo con sus comentarios, en los que destacaban los corazones. 

[Más información: Pelayo Díaz, hundido por la muerte de David Delfín: "Te has llevado un buen pedazo de mí"]

David Delfín fallecía la noche del pasado sábado a los 46 años en su casa de Madrid y rodeado de los suyos. Su cuerpo era trasladado a Museo del Traje, donde se instalaba la capilla ardiente. Hasta allí se acercaron multitud de amigos y familiares a fin de darle el último adiós. Este lunes, el féretro del diseñador viajaba hasta Málaga, su ciudad de origen. Ya por la tarde se celebraba una misa funeral, tras la cual se llevaba a cabo la incineración de sus restos mortales.